Por la calle

Por Juan Carlos Insiarte
(0)
14 de mayo de 2003  

Aromas de San Telmo

Los vecinos de San Telmo que viven próximos a la avenida Independencia y Perú no tienen consuelo. En forma permanente se ven envueltos en tufillos desagradables provenientes de las redes cloacales, que descargan sus vahos por las bocas de tormenta y de las alcantarillas.

El punto más conflictivo para los vecinos es la boca de tormenta que está en esa esquina, sobre la acera de una pizzería. Ramón Panunzo comentó que es habitual que esa boca esté tapada y que, además, desborde en forma permanente líquidos cloacales. Los olores fétidos -se quejaron los parroquianos- se impregnan los alrededores y particularmente la cuadra de Perú, entre la avenida Independencia y Estados Unidos.

Respuesta inmediata

El Gobierno de la Ciudad tuvo una reacción inmediata frente a las quejas de los vecinos de la avenida Scalabrini Ortiz y Costa Rica, por una invasión de roedores atraídos por la presencia de un supermercado.

Sebastián Dates, de Costa Rica al 4400, comunicó que ni bien se publicó en LA NACION la preocupación de los vecinos por la presencia de "las ratas paseanderas", tal fue el título de la nota, funcionarios se hicieron presentes en el lugar y anunciaron la realización de un operativo de fumigación. La respuesta inmediata y las medidas por concretarse fueron consideradas como un logro por los vecinos.

Es que los que vivían en la manzana del supermercado venían siendo visitados por ratas de gran tamaño, muchas de las cuales se asentaban en los jardines de las casas. Otras hacían virtuales piruetas desde techos y balcones.

Calle olvidada

"El estado del tramo de Vera, entre el 600 y el 1000, en Villa Crespo, la define como una calle olvidada", según sostuvieron vecinos del lugar.

La razón de este calificativo es muy simple, opinó Adolfo Lamas. "Estas cuadras tienen un adoquinado desparejo y, en algunos tramos, afloran las viejas vías del tranvía".

Pero las quejas no terminaron aquí. "Los vecinos frentistas sufrimos las vibraciones, con los consiguientes efectos que deterioran los edificios como consecuencia del intenso tránsito", explicaron. Los que vienen sobre la avenida Juan B. Justo giran por Vera para dirigirse al Centro; también circula por aquí la línea 19, lo que intensifica el paso de vehículos", explicó Lamas. Pero el reclamo coincidente fue que estas cuadras de Vera, cuyo estado preocupa al vecindario, sean incluidas en los planes de pavimentación. La antigüedad de esta situación hace que el reclamo tenga una atención prioritaria, sostuvieron los parroquianos.

Cráter peligroso

"En la esquina de Hortiguera y la avenida Juan Bautista Alberdi hay un terrible cráter que hace que parroquianos y automóviles deban realizar peligrosas maniobras para esquivarlo", alertó Pablo Matallana, vecino de Ramón Falcón al 2200.

El tiempo fue pasando y este bache se profundizó poniendo en riesgo a los habituales usuarios de esa vía, como en el caso de Matallana, que todas las mañanas lleva a sus hijos desde Flores a un colegio que está en Caballito

Arbol en extinción

"Todo indica que la intención es que este árbol casi centenario perezca", reflexionaba anteayer un hombre mayor, vecino de Flores, mientras caminaba por Membrillar, entre Ramón Falcón y Juan Bautista Alberdi. Atónito, observó cómo frente al número 148 alguien había rellenado de cemento la base de un enorme ejemplar, de esos tan característicos de la zona. El caso no es único, sino que se trata de una modalidad que ha prendido en la ciudad y que significa ni más ni menos que una manifiesta intención de secar los árboles, ya que cubierta su base de cemento poco tienen sus raíces por dónde absorber el líquido tan necesario.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.