Por la calle

Por Juan Carlos Insiarte
(0)
25 de febrero de 2004  

Guerra a los árboles

Leticia G. de Moyano, vecina de Paraguay 3408 y 3456, pide la reposición de dos árboles que fueron sacados de su lugar.

"No sé si el Gobierno de la Ciudad o los consorcistas lo dispusieron, pero dado el nivel de polución que hay en la zona por la cantidad de vehículos y de ómnibus que pasan por aquí, sería recomendable que los repongan lo antes posible", dijo esta vecina.

En tanto, Orlando Mario Punzi advirtió una situación atentatoria contra los árboles.

Este vecino de la avenida Santa Fe 2900 denunció que "los dueños de un restaurante chino de la avenida Santa Fe 2959, le han declarado la guerra a los dos hermosos ejemplares de plátanos que están en la vereda".

Relató que "hace varios meses les cementaron la base con la evidente finalidad de secarlos, pero la acción de los vecinos obligó a los gastronómicos a remover el obstáculo que impedía que las especies arbóreas tomasen agua".

Pero, según afirma el vecino, los orientales han vuelto a las andadas favorecidos por lo que a su entender, responde a "la inacción del Centro de Gestión y Participación XIV y de Espacios Verdes, que no contestaron la nota 197 del 23 de abril de 2003", tal cual aclara.

La gente del barrio, no parece estar dispuesta a aceptar que se pierdan los añosos plátanos y sostienen: "Seguiremos esperando".

En plena actividad

El Museo de la Ciudad continúa en plena actividad. A manera de resumen de lo que hacen y programan en el corto plazo, sus autoridades puntualizaron: "Convocamos para la Feria del Libro y para la Feria de Abril; festejamos los carnavales y continuamos con la exposición de lo que el museo mostró en París, hoy en Buenos Aires". Y, además, prosiguen las visitas guiadas para recorrer el casco histórico de la ciudad.

También fue comentada la propuesta que hizo por intermedio de esta columna el profesor Esteban Miller. La idea de este lector es que el edificio que perteneció al ex Padelai, situado en Balcarce, entre la avenida San Juan y Humberto I , "bien podría servir para ampliar el Museo de la Ciudad, que tiene una sede muy chica en la calle Defensa. Se podrían exponer allí fotografías antiguas, maquetas y catastros que expliquen el origen de nuestra ciudad con textos en castellano y en ingles", dijo.

Rosario de baches

La esquina de Ambrosetti y Yerbal presenta un muestrario de baches incalculable. Según relató Rodolfo Febreiro no es fácil sortearlos y los moradores de la zona que deben pasar por allí necesariamente en razón de que guardan sus automóviles en los garajes de sus viviendas, cada vez se les hace más complicado el tránsito.

"Para efectuar el recorrido desde Ambrosetti y Yerbal, donde vivo, para salir a la avenida Rivadavia con nuestros vehículos, los vecinos tomamos Yerbal, continuamos por Balcarce, que es también una cortada y así salimos a la avenida, a la altura del parque Rivadavia", explicó Febreiro.

"Para realizar este recorrido hay que esquivar varios baches de tamaños y profundidades diversos; si se los toma en forma descuidada, el coche habrá de resultar ostensiblemente dañado", insistió este parroquiano de Caballito.

Taller en la vereda

Vecinos de Bernardo de Irigoyen entre Hipólito Yrigoyen y Alsina perdieron el placer que ofrecía el encanto de esa calle integrada con la avenida 9 de Julio y poblada de jacarandáes y de tradicionales edificios, y están castigados a esquivar motos que circulan por la vereda, sortear las baldosas rotas y los tramos engrasados. Es que, tal como lo hicieron saber en una presentación ante la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, desde hace más de un año los motociclistas circulan por la vereda y estacionan para concurrir a un negocio que les provee todo tipo de repuestos. Pero, "las reparaciones de los vehículos se realizan en la misma acera convirtiéndola en un taller mecánico al aire libre".

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.