Prometen ampliar cárceles para descomprimir las comisarías

Creen que a mediados de junio habilitarán 960 plazas
(0)
18 de mayo de 2003  

LA PLATA.- El gobierno de la provincia de Buenos Aires inaugurará a partir del 15 de junio 960 plazas en cárceles provinciales, que servirán para descomprimir la situación en las abarrotadas comisarías, según anticipó ayer el ministro de Justicia de la provincia. Alfredo Meckievi.

Al mismo tiempo trascendió que, hasta que esos lugares estén habilitados, se considera la posibilidad de enviar agentes penitenciarios a las comisarías para que se encarguen de la custodia de los detenidos. La medida intenta liberar a parte de la fuerza de seguridad bonaerense de tareas como el cuidado y traslado de presos para que pueda ser asignada a combatir y prevenir el delito en las calles.

Ayer, fuentes del Ministerio de Seguridad afirmaron que, efectivamente, es una de las medidas tendientes a resolver la complicada situación por la que atraviesan las comisarías. En cambio, el ministro Meckievi, aunque admitió la posibilidad, aclaró que el 15 del mes próximo estarán terminadas las primeras obras en un número no detallado de cárceles.

En pocos días, más espacio

La idea que se analiza en el gobierno bonaerense es asignar agentes del Servicio Penitenciario en las comisarías que tienen mayores problemas relacionados con la superpoblación. Estas serían alrededor de 300 y se enviarían tres empleados del SPB a cada una.

Pero en el análisis surgieron algunos aspectos negativos de la iniciativa. Por un lado, se desconoce cómo sería la convivencia entre agentes penitenciarios y policías bonaerenses. Aunque calificadas fuentes del Ministerio de Seguridad dijeron ayer que "serían muy bienvenidos. El tema es que puedan dejar de hacer (los policías) una tarea que no les corresponde".

Otra cuestión que provoca dudas es la confusión de atribuciones que podría ocurrir. Para no provocar mayores inconvenientes, afirman los impulsores de la medida, deberían establecerse reglas claras.

Ante la consulta, el ministro Meckievi respondió: "Frente a determinadas emergencias evaluamos hipótesis y ésta es una de ellas. Pero no está en vía de ejecución, porque en pocos días vamos a disponer de nuevos espacios para alojar presos".

El funcionario detalló que el 15 de junio se habilitarán 960 lugares. "El 90 por ciento va a ser cubierto por reclusos provenientes de comisarías y el resto será para descomprimir algunas cárceles que también padecen la superpoblación. En la actualidad, la unidades penitenciarias de la provincia albergan a casi 20.000 personas."

A partir de junio se entregará una obra cada diez días y el 10 de julio estará terminada una nueva cárcel. "Esto no quiere decir que si la policía solicita la colaboración de agentes penitenciarios sea negada. Todo lo contrario, la van a tener", aclaró Meckievi.

Por su parte, Eduardo Madar, subsecretario de Política Penitenciaria y Readaptación Social bonaerense, afirmó que no está previsto asignar personal penitenciario en comisarías. "Preferimos poner las energías en la conclusión de las obras necesarias", expresó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.