Quién era Lucas Carrasco, el periodista que fue encontrado muerto en su casa de Paraná

El periodista había sido condenado en septiembre a 9 años de prisión por "abuso sexual con acceso carnal"
El periodista había sido condenado en septiembre a 9 años de prisión por "abuso sexual con acceso carnal" Fuente: Archivo
(0)
20 de octubre de 2019  • 17:51

El periodista y bloguero Lucas Carrasco, de 41 años, fue encontrado muerto hoy en su domicilio en la ciudad entrerriana de Paraná. Recientemente había sido condenado a 9 años de prisión por "abuso sexual con acceso carnal", pero se encontraba en libertad a la espera de la sentencia firme a su pena.

"Vivo en Paraná. Bebo mucho. Fumo mucho. Leo mucho. Me gano la vida como periodista. Tengo pocos amigos y muchos enemigos". Así se autodefinía Lucas Carrasco en su perfil de Twitter, cuya cuenta se encontraba completamente activa hasta ayer, cuando el bloguero subió un video musical.

Carrasco estuvo fuertemente identificado con el kirchnerismo, pero luego fue crítico acérrimo de ese movimiento
Carrasco estuvo fuertemente identificado con el kirchnerismo, pero luego fue crítico acérrimo de ese movimiento Fuente: Archivo

Carrasco, nacido el 17 de febrero de 1978, comenzó su carrera periodística en la capital entrerriana, donde colaboró con medios independientes, hasta que decidió mudarse a Buenos Aires. En los primeros años del kirchnerismo, fue un firme defensor de las políticas de Néstor y luego de Cristina, pero luego se volvió un crítico acérrimo de este movimiento, especialmente de La Cámpora, y de Amado Boudou.

En los años de mayor militancia kirchnerista tuvo su momento de estrellato mediático cuando se lo podía ver como invitado al programa 678, y también estuvo en varias ocasiones en el otro programa televisivo del productor Diego Gvirtz, Duro de domar.

Crítico del kirchnerismo

Pero luego, su afinidad por el kirchnerismo cambió tajantemente y su opinión comenzó a ser hostil hacia dicho movimiento. En junio de 2010, luego de un desafortunado comentario que hizo precisamente sobre Boudou, a quien llamó "liberal payaso que puede decir lo que sea por guita, un impresentable", practicamente dejó de aparecer en Duro de domar, que en ese momento conducía el periodista Daniel Tognetti.

En un video del año 2013, donde explica las razones de su alejamiento del Frente para la Victoria, el periodista señalaba que fue por "la renuncia de Cristina a su coherencia ideológica". Allí criticaba también los casos de corrupción del kirchnerismo y los cambios en las políticas de seguridad, donde citaba como negativos para el gobierno a Sergio Berni, por entonces ministro de Seguridad, y César Milani, Jefe del Ejército.

Sus ideas, siempre vehementes y polémicas, se pueden leer en su propio blog, llamado República Unida de la Soja, o RUS. Aunque allí, la última publicación data de diciembre de 2016.

En los úlitmos tiempos, Carrasco había vuelto a vivir en Paraná, y desde su cuenta de twitter continuaba emitiendo sus ácidos juicios, ahora dirigidos especialmente al gobierno de Mauricio Macri, pero también contra Alberto Fernández, a quien le deslizó una crítica el pasado 18 de octubre, con una ironía referida al reciente día de la lealtad.

Lo último que había subido a sus redes sociales -tanto a Twitter como a Facebook- fue un clip musical en versión blues del tema Señor Kiosquero, del grupo de Pitty Álvarez, Intoxicados.

Condena

Carrasco había sido condenado el pasado 11 de septiembre a 9 años de prisión por el "abuso sexual con acceso carnal" de la joven Sofía Otero, a quien el bloguero había conocido a través de Facebook. Dicha condena fue dictada por el tribunal unipersonal compuesto por la jueza Ana Dieta de Herrero

"No soy un violador. La mera aparición de esa palabra es una situación vergonzosa. Puedo tratar mal a alguien o ser irrespetuoso, pero no cometer un delito", dijo Carrasco en su defensa, en ocasión del juicio por el que finalmente fue condenado. El fiscal del caso, Ariel Yapur, contradijo frente a la magistrada al periodista y aseguró: "No fue un destrato, un machirulismo: fue una violación".

A pesar de la condena, Carrasco se encontraba libre porque no contaba con sentencia firme. Además del caso que terminó con su pena a 9 años de prisión, el bloguero había recibido otras denuncias de mujeres por "abuso sexual", que él siempre se encargaba de desmentir: "Soy mujeriego, nada más. Los relatos de las chicas no son así", aseguraba el periodista en febrero de 2017.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.