Un bebé con coronavirus habría mejorado por el plasma de un paciente recuperado

El bebé nació hace 13 días en el Hospital Fiorito de Avellaneda y, luego del hisopado, dio positivo de coronavirus
El bebé nació hace 13 días en el Hospital Fiorito de Avellaneda y, luego del hisopado, dio positivo de coronavirus
Rosario Marina
(0)
3 de junio de 2020  • 15:04

El bebé nació el pasado 21 de mayo a las 20.40 en el Hospital Fiorito de Avellaneda. Su madre lo conoció y, de inmediato, lo llevaron a neonatología: tenía dificultad para respirar. Pero, hasta ahí, nada fuera de lo común. Había sido una cesárea complicada y era esperable que tuviera que estar unos días internado. Pero la sorpresa llegó a las 48 horas, cuando se descompensó, tuvo que ser intubado y, tras hacerle el hisopado, se supo que tenía coronavirus.

En la radiografía de tórax se veía algo muy parecido a los pacientes adultos con Covid-19 positivo. Eso alertó a los médicos. Sabiendo que en La Plata se estaba haciendo un ensayo clínico, pidieron plasma de pacientes recuperados para intentar que ese niño se mantuviera con vida. Los resultados sorprendieron: menos de una semana después de la transfusión, el bebé ya puede respirar solo.

"Sabíamos que [el ensayo] se estaba haciendo en adultos. La infectóloga de nuestro servicio se comunicó y nos dijeron que probemos. El domingo [24 de mayo] se transfundió el plasma y ya el lunes el bebé mejoró mucho. Cuando se trasladó el miércoles [hacia el Hospital de Niños de La Plata] ya estaba casi para sacarlo del respirador", contó a LA NACION Roxana Rufine, Jefa de Neonatología del Hospital Fiorito de Avellaneda.

Ella fue la primera en atender al bebé. La enfermera que la ayudó y tres personas más que lo intubaron también trataron con él. A todos se les hizo el hisopado y dio negativo. Pero apenas se supo el resultado del bebé, también se testeó a la madre: ella dio positivo. Era asintomática.

Cuando le anunciaron que el bebé era covid-19 positivo le consultaron si quería firmar el consentimiento para que le transfundieran el plasma de convaleciente, como se le llama al plasma que pertenece a una personas recuperada del virus. Le explicaron que se trataba de un posible tratamiento nuevo que se estaba probando ante la situación crítica del bebé. Ella firmó.

Traslado

Tras hacerle la tranfusión de sangre, lo trasladaron al Hospital de Niños Sor María Ludovica, de La Plata. Ahora el bebé es el único neonato internado por coronavirus allí. Está en una sala especial, la sala 51. Es el único y el primero.

"La evolución ha sido totalmente favorable. A tal punto que el bebé está ya sin oxígeno, sin el respirador. Tiene un buen peso", dijo a LA NACION Eduardo Pucci, director ejecutivo del Hospital de Niños Sor María Ludovica.

"El plasma de convaleciente es un tratamiento como única posibilidad. Tiene anticuerpos contra el covid de una persona que ha tenido el covid. Esos anticuerpos quedan en el plasma. Lo que hacemos es que el paciente recuperado haga la donación al Instituto de Hemoterapia de la Provincia. Se saca directamente el plasma que es necesario. Al bebé se le pasó una sola dosis (de 200 cm3) y anduvo muy bien", indicó Pucci.

Ahora está internado en el Hospital Sor Ludovica, de La Plata, sin oxígeno ni respirador, y con buen peso
Ahora está internado en el Hospital Sor Ludovica, de La Plata, sin oxígeno ni respirador, y con buen peso

La madre ya no está internada en el Hospital de Avellaneda. Cumple el aislamiento en su casa de Lanús, a la espera de que el tiempo pase y pueda ver a su hijo que ahora ya tiene 13 días. Espera, también, que le hagan otro hisopado y que le dé negativo.

Ante el resultado de Covid-19 positivo del bebé, el servicio de Neonatología del Hospital Fiorito se revolucionó. Había peligro de que todos estuvieran contagiados. "Es un servicio muy chico. Hay un solo médico de guardia por día. El jueves [pasado] tenía que tomar la guardia, y si yo no podía, no iba a tener un médico que asistiera al bebé. Por ese motivo Región Sanitaria me ayuda a conseguir la derivación", explicó Rufine. Fue así que se trasladó al bebé en una ambulancia del SIES (Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias) hacia La Plata.

Rufine supo que su resultado era negativo apenas una hora y media antes de volver a entrar en la guardia. "Yo volví a trabajar porque a las 18.30 me dieron el resultado y entraba a las 20. Los únicos que están aislados son los que participaron en la intubación. Me quedan cuatro médicos de guardia y yo. Somos cinco personas que cubrimos los siete días de la semana", explicó la jefa de Neonatología.

Ensayo clínico

Nora Etchenique, directora del Instituto de Hemoterapia de la provincia de Buenos Aires, aclara que no es un tratamiento sino un ensayo clínico: "Estamos intentando que a todo aquel que se interna por coronavirus él o la familia firmen el consentimiento informado que en caso de ser necesario se le va a transfundir el plasma, y ahí se explica todo lo que puede suceder", explicó a LA NACION.

La transfusión se hizo a 29 pacientes, de los cuales 26 evolucionan favorablemente gracias al plasma de personas recuperadas. Los otros tres fallecieron aunque, según Etchenique, ya estaba muy avanzada la enfermedad.

Este ensayo se inició hace tres semanas en la provincia de Buenos Aires. El bebé que nació en el Hospital Fiorito es una excepción dentro del protocolo, porque en realidad apunta a personas adultas. Los pacientes son jóvenes, excepto dos de 70 y 71 años, el bebé y una nena de 12 años (que tiene una cardiopatía severa).

Para que entre dentro de este ensayo, el paciente tiene que llevar siete días de la enfermedad, una disminución de su saturación de oxígeno (por debajo de 93%) y estar por entrar o no a asistencia respiratoria mecánica.

"Como no es un tratamiento sino un ensayo clínico tratamos de ser bastante rigurosos. Además porque es poco el recurso: donaron unos 20 pacientes recuperados. De cada obtención de plasma se pueden extraer 600 u 800 cm3 de plasma por donante, y como las dosis son de 200cm3, de uno podemos sacar cuatro dosis", explicó Etchenique.

Objetivos y preguntas

Los objetivos son lograr un tratamiento de covid en pacientes con enfermedad moderada y evitar que tengan daños importantes.

"Ese bebé fue una cuestión excepcional. No está dentro del protocolo. El chiquito nació y rápidamente lo pusieron en un respirador. Evolucionó muy bien", dijo Etchenique. Y agregó: "Evidentemente fue una transmisión vertical, de madre a hijo".

Dentro de una semana, cuando este ensayo lleve un mes y más de 30 pacientes, los responsables del Instituto de Hemoterapia junto con otros organismos del Ministerio de Salud provincial que lo llevan a cabo revisarán los resultados y se harán muchas preguntas: ¿Fue el plasma lo que provocó la mejoría? ¿Qué medicamentos se le estaban dando al paciente? ¿Qué características se repiten en los que mejoraron? ¿Habría que ampliar el protocolo? ¿Los niños también se ven afectados por el covid-19 más de lo que pensábamos?

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.