Verano 2014. Una chica sufrió una fractura de cráneo en el boliche Ku de Pinamar