Argentina es el país más caro del mundo para comprar la consola Xbox Series S de Microsoft