Cómo es la nueva Audigy, de Creative

Una placa de audio con conversores de 24 bits
(0)
26 de diciembre de 2001  

Con las intensas jornadas del lanzamiento de Mi PC varios temas fueron quedando en el tintero, así que aprovecharé esta columna para ponerme al día con una serie de cosas que estuve probando y para pasarle un truco que seguramente le resultará útil.

Oyendo los 24 bits

Creative Labs me envió su nueva Sound Blaster Audigy y la instalé en una de las computadoras de mi red, una PIII 550 con 256 MB de RAM.

La placa tiene varias versiones, que van de 117 a 449 pesos. Pero no se asuste: la mayoría de nosotros tendrá más que suficiente con la Audigy MP3 (es decir, la de 117 pesos); los otros modelos (Gamer, Platinum y Pro) son para el aficionado de los juegos y para quienes hacen audio digital.

Aun para juegos, mi plan sería invertir primero en más memoria RAM, después en un microprocesador más rápido, luego en una aceleradora 3D más potente y por último en sonido.

En todo caso, las cuatro versiones comparten lo verdaderamente importante del dispositivo, el chip Audigy. Esta pieza de ingeniería tiene conversores de digital a analógico (o DAC) de 24 bits. Dicho así, no significa mucho. Pero suena magníficamente. Un DAC es el circuito que transforma la información digital (de un CD, un MP3, etcétera) en señales analógicas que pueden, en última instancia, amplificarse en un equipo de música y activar un parlante.

Los DAC de 24 bits no son nuevos. El primero apareció allá por 1988, pero hasta hace poco estaban presentes sólo en equipos de alta gama, obviamente por su alto costo. Para el resto de nosotros quedaban los DAC de 16 bit, lo que se conoce como calidad multimedia .

Bueno, no hay que ser un Mozart para darse cuenta de la diferencia. Con un equipo decente, los DAC de 24 bits producen audio con una claridad y una definición impecables. Los MP3, en particular, mejoran mucho.

Insisto: como ocurre con el audio en general, no sirve de nada invertir dinero en electrónica si los altavoces no son de buena calidad. No espere notar un gran cambio si usa la Audigy con un par de parlantes comunes de PC. Lo que notará, en ese caso, es más velocidad.

Más o menos como ocurre con las aceleradoras de video, que liberan al microprocesador principal de la computadora del trabajo de mover pixeles en la pantalla y aplicarles efectos, las placas de audio hace mucho que aceleran sonido. Según Creative Labs, la Audigy es unas cuatro veces más rápida que las tarjetas actuales, con lo que los juegos deberían tener una mejora de rendimiento, simplemente porque el audio tendrá ahora un motor más potente.

Probé esto con síntesis de sonido -los programas para este tipo de tareas traen un indicador de uso del chip principal- y pude sumar una gran cantidad de muestras y efectos sin saturar el Pentium III a 550 MHz, al revés que con la Sound Blaster Live!

Hay un montón de cosas más en este paquete (como un puerto FireWire, nada menos) y varios de los problemas de compatibilidad que tenía la serie Live! con Windows 2000 han desaparecido. Pero no es todo rosa.

Creative quiso integrar una aplicación para hacer videos en el paquete, y optó por Ulead. El problema es que Ulead no parece tener mucha idea de qué es esto del español. Si se le ocurre instalar el VideoStudio Basic 4.0 SE , use la versión en inglés. La que está en nuestro idioma simplemente es incomprensible. En rigor, el programa no es gran cosa y he visto aplicaciones gratuitas mejores, como el ABC Video Roll ( http://www.abc-tv.com ). O el que viene con Windows XP.

Es nuevo, pero no anda

Cambiando de tema, por alguna extraña coincidencia (sincronicidad, diría Carl Jung) he recibido varias consultas de lectores que al actualizar un software, la nueva versión o no funciona o se cuelga durante la instalación.

Cada aplicación es un mundo propio, pero aquí va algo que puede ayudar. Si el programa le sugiere, exige o suplica quitar primero la versión anterior, hágalo por los medios usuales ( Panel de control>Agregar o quitar programas ) y luego verifique que esta maniobra realmente haya quitado la carpeta.

Si no es así, elimínela usted (a menos que la documentación le sugiera, exija o suplique no hacerlo).Lo he probado con frecuencia y evita problemas con una nueva instalación.La última vez que apelé a este truco fue al reinstalar el Flight Simulator 2002 , de Microsoft.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.