El microscopio del pesimista y el telescopio del optimista