El que no sabe es como el que no ve

Antes de investigar es menester reunir información y luego ir detrás de muchas pistas
Antes de investigar es menester reunir información y luego ir detrás de muchas pistas
Ariel Torres
(0)
28 de agosto de 2000  

Realmente útiles esos vínculos temáticos. Ahora ya sabemos que no estamos solos y que prácticamente todo lo que se nos venga en gana buscar hoy ya lo habrá buscado alguien hace un año, cinco o diez.

Tanto que los links temáticos deben pensarse siempre junto a los anillos Web o Web Ring . Se trata de un número equis de sitios Web que hacen referencia unos a otros y que, en general, tienen una página de inicio que puede llevarlo al azar a cualquiera de las direcciones del anillo ( círculo sería más correcto, como puede ver) u ordenadamente hacia adelante o hacia atrás y, en algunos casos, encontrará un índice bien organizado.

Sin embargo, y gracias a Dios, no todo está inventado y aún podemos hacer una pregunta nueva cada día. Ahí es donde ni los vínculos temáticos ni los Web Ring podrán ayudarnos. En realidad, existe un montón de escenarios donde estos recursos se probarán inútiles, y no sólo porque hayamos sido creativos, sino porque tal vez no tenemos pistas por dónde empezar.

De navegante a detective

No hay una sola forma de preguntar, sino muchas. Y no hay una sola forma de preguntar porque toda pregunta, aunque parezca contradictorio, se basa en un conocimiento previo. No es posible preguntar nada si no se sabe nada. Y cuanto más se sabe, más preguntas surgen.

Al tratar con la Web -o con cualquier otro almacén de información- el conocimiento previo es clave para elegir el tipo de búsqueda. Si, como en el ejemplo de la semana última, usted quiere información sobre un autor de quien conoce nombre y apellido, alcanzará con un directorio como Yahoo! Pero, ¿qué pasa si no sólo no recuerda el nombre del autor, sino que además el libro que le prestaron era una traducción?

Empeoremos el panorama un poco más: vio El vengador del futuro en video y unos días después alguien le comentó que estaba basada en un libro de Dick, pero el apellido se le evaporó de la memoria y, para colmo, tampoco retuvo el nombre del film en inglés ( Total Recall ). Sin embargo, le encantaría saber más sobre ese escritor. ¿Cuál es el problema aquí? ¿Acaso que no sabe preguntar? ¿O más bien que no sabe a secas?

Exacto. Aunque fuese un veterano explorador virtual jamás logrará encontrar algo si no sabe cómo se llama, con qué está relacionado, a qué rama de las actividades humanas pertenece, y así. Como un detective, necesita datos, primero, y pistas, después.

Por lo tanto, no tiene sentido pensar en todo lo que le gustaría saber. Conviene mejor que piense en lo que ya sabe. Esa es la forma correcta de buscar en la Web, y en general es la forma adecuada de investigar cualquier asunto, dentro o fuera de Internet.

¿Qué sabemos entonces? Casi nada. Un título: El vengador del futuro ; un género literario: ciencia ficción . ¿Algo más? Sí, que la película está basada en una novela (eso dedujo, cuando le dijeron libro), una pista que se demostrará falsa, pero no del todo. Usted quiere encontrar precisamente al autor de ese libro.

De todo esto, ¿hay algo concreto? Digamos, ¿algo como un nombre y un apellido? Sólo el título de la pe-lícula. Empecemos por allí.

Vaya a AltaVista ( http://www.altavista.com ) y escríbalo entre comillas. Las comillas instruyen al sitio para que restrinja la búsqueda a esa frase, en lugar de rastrear cada palabra por separado. Esto no sólo reduce la cantidad de resultados, sino que evita que nos desviemos de la ruta.

Obtendrá 34 páginas Web con la frase El vengador del futuro . La primera es del canal TNT y, aunque buscamos un rato, la película no aparece. Sigamos. La segunda es una página personal, tarda demasiado en cargar; la dejamos. La tercera (es la vencida) es el capítulo mexicano de la Mars Society . Muy interesante, hagamos primero un señalador para no perderla ( Favoritos en el Internet Explorer o Bookmarks en Netscape Navigator ) y luego... ¿luego qué?

El sitio es extenso, con mucho texto e imágenes. ¿Habrá que leer todo hasta encontrar una referencia a El vengador del futuro ? No, deje que la computadora lo haga por usted. Apriete Ctrl-F y en el cuadro de diálogo Buscar en esta página escriba El vengador (alcanza con eso) y, si existe, el navegador resaltará la frase en cuestión.

Sí, allí está, perdida al pie de la pá-gina. Y nos aporta algo más: el título en inglés. Es un link y nos lleva a la productora de la película, Fox. Lamentablemente, allí no encontramos más que fotos y videos, sin ninguna mención del autor. Sin embargo, ya tenemos un dato de enorme valor: el título en inglés. (Si en la lista de AltaVista hace clic sobre Total Recall irá al sitio de E! Online, donde tampoco se habla del escritor; la cultura de la imagen tiene esta clase de deslices.)

Los caminos que se bifurcan

Ahora tenemos que tomar una decisión, y no es menor. ¿Seguimos explorando la lista de AltaVista, basada en un dato de segundo orden (la traducción de un título) o volvemos a ejecutar una búsqueda con Total Recall ? La segunda opción es definitivamente la mejor.

Sin embargo, descubrirá que mucha gente tiende a utilizar títulos de películas más o menos famosas (ésta lo fue, por sus efectos especiales) para bautizar muchas cosas. La lista ahora aumentó (hay más sitios en inglés que en español) y además nos estamos desviando mucho del norte. ¿Qué estamos haciendo mal?

De nuevo, lo mismo. No estamos aprovechando todo lo que sabemos. Si insistimos con el título a secas pasarán horas hasta que averigüemos el nombre del autor. No sirve.

Pero sabemos algo más que un título. También sabemos que está basada en una novela de alguien, cuyo nombre quisiéramos averiguar. Eso solo, el saber que la película está basada en un libro, nos resultará de enorme ayuda.

Vuelva a AltaVista y escriba "Total Recall based on" (con comillas). Este es uno de los trucos más útiles para buscar en Internet. Usted debe ir por delante del programa buscador, no siguiéndolo obedientemente. En este caso no sólo le damos el título, sino la frase que se esperaría encontrar en una página que además de citar a Total Recall dijera cuál es su autor. Observe que no especificamos si es una novela o no, porque esta pista no es 100% segura.

Funcionó. El primer link (siempre se ordenan por relevancia) nos lleva a una página que contiene la frase Total Recall Based on a Philip K. Dick short story (Total Recall - Basada en un cuento de Philip K. Dick). Con esto averiguamos el nombre del escritor y podemos regresar al método más seguro y expedito de los directorios. Además, ya sabe que no es una novela, sino un cuento.

Naturalmente, hay que dominar el inglés, pero en este caso se explica, por cuanto el autor escribía en ese idioma.

Sin embargo, había una forma más fácil de descubrir el autor de Total Recall , y es el mismo método que hubiéramos utilizado de no contar con Internet: una librería.

Vaya a http://www.amazon.com y escriba Total Recall , aparecerá la oferta del DVD, haga clic allí y al pie de la página verá una nota editorial de la librería. Así se enterará de que no sólo del nombre del autor, sino además el título del cuento: We Can Remember It for You Wholesale . Si ahora usa esto para una nueva búsqueda en Amazon, llegará incluso al libro de donde se tomó la película, en su idioma original. Vamos, no se puede pedir más para su primer día como detective.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.