Iraquíes hackean el monitoreo de aviones estadounidenses

Un avión no tripulado Pedrator en una pista. Con un software que cuesta 26 dólares, insurgentes iraquíes obtienen los videos que registra Estados Unidos en la zona
Un avión no tripulado Pedrator en una pista. Con un software que cuesta 26 dólares, insurgentes iraquíes obtienen los videos que registra Estados Unidos en la zona Crédito: Gentileza AF.mil
Grupos rebeldes respaldados por Irán emplean un software que cuesta 26 dólares en Internet para rastrear las naves no tripuladas utilizadas en los operativos militares de la región
(0)
17 de diciembre de 2009  • 16:00

Nueva York, (EFE).- Grupos rebeldes iraquíes respaldados por Irán utilizaron un software informático que no cuesta más de 26 dólares para piratear el sistema de transmisión de video en directo de los aviones sin piloto "Predator" , que Estados Unidos utiliza para sus operaciones militares.

Según publicó el diario Wall Street Journal , fuentes del Departamento de Defensa y de los servicios de información indicaron que "insurgentes iraquíes respaldados por Irán interceptaron imágenes de vídeo aprovechando un nódulo de comunicación no protegido en algunos de los aviones sin piloto". Este tipo de naves no tripuladas son utilizadas por Estados Unidos en sus operativos militares en dicha región.

El diario identifica que el software informático utilizado por piratas iraquíes se llama SkyGrabber , que se puede adquirir por 26 dólares por Internet. A su vez, señalan que se descubrió el problema el pasado año tras detener a un miembro de dichos grupos rebeldes. En julio pasado, los militares estadounidenses encontraron imágenes de vídeo de los vuelos de ese tipo de aviones en los ordenadores portátiles interceptados.

La investigación posterior concluyó que esos grupos "que estaban entrenados y recibían fondos de Irán, realizaban de forma regular ese tipo de captura de imágenes".

Tras ese incidente, "los militares encontraron días y días, horas y horas" de grabaciones de imágenes interceptadas "y compartidas por grupos extremistas. Forma parte de su equipo ahora", dijo al periódico una fuente de Defensa que pidió el anonimato.

"Fuentes oficiales estadounidenses dijeron que no hay pruebas de que los militantes fueran capaces de controlar los aviones sin piloto o de interferir en sus vuelos", agrega el periódico financiero, que subraya que ese tipo de interceptaciones pueden dar a los enemigos de este país determinadas ventajas ya que elimina el elemento sorpresa de las misiones.

Esta situación es calificada por el Wall Street Journal como "una seria vulnerabilidad potencial" en el sistema de aviones sin piloto del Pentágono, que utiliza ese tipo de arma en Afganistán y Pakistán, y que demuestra que "está emergiendo una ciberguerra en la sombra" como parte de los conflictos en los que este país está involucrado.

La Administración del presidente Barack Obama ha depositado su confianza en los aviones sin piloto porque permiten a Estados Unidos vigilar sin peligro y atacar a los insurgentes sin tener que enviar a las fuerzas estadounidenses a lugares en los que pueden correr graves riesgos o verse en situaciones políticas difíciles, recuerda el periódico.

Agrega también que las imágenes robadas al Pentágono demuestran que "los adversarios de Estados Unidos siguen encontrando maneras simples de contrarrestar la sofisticada tecnología militar de este país".

Después de que el jefe de los servicios de información del Pentágono, James Clapper, pusiera al corriente al secretario de Defensa, Robert Gates, el Pentágono está encriptando las imágenes de vídeo que toman esos aviones sin piloto de Irak, Afganistán y Pakistán, "pero, según las fuentes, no está claro si el problema se ha resuelto por completo".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.