Samsung y LG mantienen su interés por los celulares con tapita