Sony finalmente mostró la cara de la PlayStation 4