Una organización local busca sumar más chicas a la tecnología