srcset

Instagram

Cómo Instagram reinventó las clásicas recomendaciones de viajes

María Fernanda Lago
(0)
29 de abril de 2019  • 00:00

Instagram se instaló como el canal preferencial en las conversaciones sobre viajes y turismo.

Cuando viajé a Dinamarca por primera vez no existía Whatsapp, eran pocos los amigos que en Facebook se enviaban regalos virtuales y a Instagram le faltaba un par de años para compartir imágenes y recibir corazones. Todavía era difícil consultar sobre destinos poco frecuentes y alejados, la opción pasaba más bien por preguntar si alguien los había visitado o salir con un mapa a rastrearlos.

Más tarde me instalé en Copenhague y cada vez que algún conocido de un primo de un amigo viajaba a Escandinavia, sin falta recibía el mismo pedido de rigor: "Mengano va para allá, ¿le armarías una lista de recomendaciones?" Y así esas guías amateur pasaban de mail en mail, más que de boca en boca.

Hoy, el mundo cabe en un celular, buscadores y aplicaciones dan respuesta a casi todo y aquellos archivos de Word compartidos quedaron un poco relegados. Seguidores y seguidos crean comunidad sobre cualquier interés común y, a veces, esa relación escrita y virtual traspasa la pantalla.

Lanzada en octubre de 2010, con 900 millones de usuarios activos por todo el mundo en sólo 9 años, Instagram es la más popular a la hora de intercambiar datos, tips, imperdibles y consejos de experto sobre destinos específicos. En lugar de esa listita de sitios imperdibles, hoy es más habitual buscar un usuario que nos pueda orientar, generalmente un residente en ese lugar. Seguramente, Instagram se impuso en la temática viajera por la potencia de la imagen (su razón de ser) en lo que se refiere a viajes.

La guía de Andy Kusnetzoff

Jitka Jirátová es @guiadepraga (13,3K seguidores). Checa, guía turística en su país desde 1998, se especializa en acompañar grupos hispanoparlantes. en perfecto español. Su acento mitad ibérico, mitad rioplatense viene de años de estudio en el sur de España y de un ex novio uruguayo.

Desde 2012 comparte en las redes sociales el amor que siente por su tierra. Muchos argentinos, sin embargo, la conocieron a principios de este año, cuando Andy Kusnetzoff y el equipo de su programa de radio "Perros de la calle" recorrieron Praga junto a ella e incluso la pusieron al aire y compartieron sus redes. La cuenta de Instagram de Jitka multiplicó por cientos sus seguidores argentinos, que hasta hoy la consultan antes de viajar a República Checa.

Las preguntas que más recibe son prácticas. "Me consultan si los negocios checos aceptan euros, si es obligatorio dejar propina, o si Praga es segura", dice Jitka, que suele recomendar no pagar con euros, sino con corona checa, dejar 10% de propina y caminar tranquilo, con los cuidados lógicos que se deben tener en una capital. Lo que más le elogian con likes en su cuenta son las fotos y referencias de rincones antiguos no tan explorados en Praga, de los que se siente orgullosa.

Todo sobre Londres

Elena Gallego se mudó a Londres desde España y su amigo Edward lo hizo desde Colombia. En 2009, crearon una guía local en español, en Instagram, que bautizaron así de clarito: @londresenespanol (16.9K seguidores). En ese perfil publican imágenes de las calles que recorren a diario, con la admiración que los une por la cultura, la historia y la literatura británica. En Instagram, descubrieron la vía para publicar fotografías, videos, "pero también para responder preguntas de viajeros". Algunas de las más frecuentes: "¿Es un mito que llueve mucho en Londres?" "¿Cómo organizo mi viaje para que el tiempo me alcance a ver todo?"

Angie Castells y Quim Castellà viajaron en 2008 desde Cataluña para conocer Escocia. Poco después volvieron a ese país, para radicarse. Toda la etapa de exploración y reconocimiento quedó registrada en un blog que empezaron hace más de 7 años, para remediar uno de los problemas que ellos mismos habían encontrado: la falta de información práctica en su idioma sobre Escocia. Ahora, sin embargo, la información la vuelcan en la cuenta de Instagram @masedimburgo. Donde, además, "atienden" todo tipo de consultas.

Según Angie, lo más difícil de responder es todo lo referente al clima. "Es impredecible durante todo el año, por eso aconsejo viajar con prendas livianas y también de abrigo" afirma casi con resignación. Es entendible: a veces hasta la aplicación del centro meteorológico falla bajo un cielo tan inestable.

El otro lado de París

La historia de cómo Javier Piña llegó a ser @javiernapi empezó en Buenos Aires y tuvo su final feliz en París. Javier es de Barranquilla, Colombia, pero según dice tuvo la suerte de vivir un año y medio en la Argentina, donde conoció a su novia... ¡francesa! Llegó a París en junio de 2016, en su primer viaje a Europa, y sin hablar francés decidió instalarse allí. En ese momento no era fácil dar con sitios que mostraran el costado no turístico de la ciudad, en español. Ni lerdo ni perezoso salió a descubrirlo por su propios medios.

Hoy es todo un consultor turístico espontáneo vía Instagram. Será porque vive en el centro de la moda o porque a la gente siempre le preocupa la temperatura, pero nunca falta quien le pide orientación sobre qué ropa poner en la valija antes de viajar. Javier lo cuenta y se ríe: "Recibo tantos mensajes del estilo, que pronto escribiré un blog: Cómo vestirse en París en cada mes del año".

Cada tanto lo visita alguno de sus fieles seguidores. "Hace un mes me encontré con unos argentinos que visitaban París. Nunca antes nos habíamos visto, pero fue como salir con viejos amigos", asegura.

Contacto en Italia

@vamosaitalia (1.42K seguidores) es otro caso que nació del amor, esta vez, entre Argentina e Italia. La pareja detrás de este perfil es Denise Ortiz, de Buenos Aires, y Tommaso Pasquinelli, de Pistoia, una ciudad a 30 kilómetros de Florencia. Se conocieron en terreno porteño, Denise viajó en 2015 para visitarlo, y Tommaso se subió a su pasaje de vuelta.

Aunque residen en Argentina, todos los años visitan a la familia italiana, y recorren un poco más las diferentes regiones de la península. En esta cuenta, a parte de inspirarse foto por foto con los paisajes que van del mar a la montaña, se pueden apuntar consejos sobre las atracciones y gastronomía típica de cada zona.

A cambio de los datos que ofrecen, Denise y Tommaso reciben montones de historias familiares de padres, abuelos y bisabuelos, anécdotas de descendientes de italianos desde Piamonte hasta Sicilia, y viajeros que generan un ida y vuelta al compartirles sensaciones muy personales del reencuentro con la tierra de sus antepasados.

Oriente, más cercano

David Portela (o Dabiru, para los japoneses) es el especialista de Oriente. Como afirma en su perfil @portelahernandezdavid (7K seguidores) lleva un trozo de Japón en sus publicaciones, y así le gusta presentarse. Nació en Valladolid, creció entre comics nipones, pasó un tiempo en Madrid, y desde ahí se mudó a Tokio a finales de 2017.

Aunque se instaló hace menos de dos años, se siente más local de lo que la gente piensa. ¿Por qué comparte su experiencia? Porque es un apasionado de esta cultura, tal cual lo transcribe en cada publicación. "Para los que viajan, la barrera idiomática puede dar vértigo" explica, y de esa forma justifica la cercanía que mantiene con quienes recurren a él.

Hay un caso particular de un japonés que hablaba sólo español, al que David recuerda. Viajó como turista y recurrió a él para que lo ayudara a recuperar sus raíces. "Se lo llevaron de Japón cuando era niño, después de perder a su padre en un accidente. Ajeno a su propia cultura viajó a recuperarla", relata David, quien le hizo de lazarillo. Sin duda, son esas experiencias las que devuelven con creces el granito de arena aportado desde una red social.

Una argentina en Copenhague

A @mecopenhague la siento y la escribo yo, María Fernanda Lago, una argentina que primero se enamoró de un danés y después de Dinamarca. Llegué a Copenhague en 2006, sin intención de quedarme, y al año estaba instalada en plena lucha con la pronunciación gutural del danés, un marido y un hijo en camino.

Las preguntas que más recibo son: qué lugares visitar, dónde está lo mejor del diseño danés, cómo son los precios (desde el transporte hasta un desayuno), o qué requisitos se necesitan para emprender. Aunque a veces, van al punto: ¿dónde vivió Hans Christian Andersen? Entonces, salgo a investigar.

Las respuestas a toda inquietud, las transformo en posteos para que puedan aprovecharlas más personas. También comparto curiosidades, como una forma de traducir la esencia de una cultura bien lejana, sugerencias para abaratar costos, zonas de restaurantes, y esos famosos recomendados que circularon por años. En resumen, todo lo que me hubiese gustado saber cuando llegué y no tenía dónde consultar.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.