MOSCÚ SE PREPARA PARA EL MUNDIAL