Observación de aves: un escape natural y relajante en plena ciudad