Rutas literarias: cómo descubrir una Barcelona diferente

Quince circuitos guiados por escritores famosos que se sumergen en sitios menos conocidos de la ciudad y otros pueblos de Cataluña
Quince circuitos guiados por escritores famosos que se sumergen en sitios menos conocidos de la ciudad y otros pueblos de Cataluña Crédito: Pierre Dumas
(0)
5 de mayo de 2019  

Barcelona, la ciudad invitada de honor en la Feria del Libro, hizo un buen maridaje entre libros y viajes y aprovechó para presentar las rutas literarias que se pueden seguir por la Ciudad Condal y otros pueblos de Cataluña. Con su larga tradición en el mundo de las letras y el reconocimiento por parte de la Unesco como Ciudad de la Literatura, desde el Ayuntamiento diseñaron 15 rutas literarias para descubrir la ciudad a través de las obras de grandes figuras de la literatura universal. Muchos que ambientaron sus novelas por sus calles, plazas y monumentos y otros eligieron la ciudad para vivir y escribir.

En el stand de Barcelona se puede conseguir de manera gratuita un mapa literario. Para ampliar: http://ajuntament.barcelona.cat/ciutatdelaliteratura/es

Ruta 1. Don Quijote en Barcelona

Las andanzas de Don Quijote, de Cervantes también llegaron a Barcelona entre los capítulos 61 y 65. El Portal de Mar era la puerta más monumental de las murallas de Barcelona y daba a la playa, frente a la isla de Maians. Es por esta puerta marinera que Don Quijote y Sancho entran en Barcelona el día de San Juan y donde ven por primera vez el mar. Barcelona también es el lugar donde Don Quijote es derrotado por el Caballero de la Blanca Luna y donde recupera la cordura.

2. Los Nobel García Márquez y Vargas Llosa

Pastisseria Foix de Sarrià. Fundada el 1886. Major de Sarrià, Barcelona.
Pastisseria Foix de Sarrià. Fundada el 1886. Major de Sarrià, Barcelona.

A escasos metros de distancia entre sí, residieron y escribieron Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa, emigrados de sus países, en la antigua villa de Sarrià, donde se puede seguir un circuito también integrado por el poeta catalán J.V. Foix.

3. Misterio literario con La sombra del viento

La novela de Carlos Ruiz Zafón invita a pasear con Daniel Sempere, Julián Carax y Fermín Romero de Torres por la calle Santa Anna, el arco del teatro, la plaza del Rey, Las Ramblas, la plaza Sant Felip Neri y la calle Montcada.

4. Las noches de Carvalho

Desde principios del siglo XX, Barcelona gozaba de una reputación como ciudad de la marginalidad y de la lujuria. Todo el mundo quería visitar su famoso Barrio Chino, el actual Raval, lleno de cafés y teatros, para vivir la noche barcelonesa: figuras como Federico García Lorca, Paul Morand o Jean Genet y cronistas locales retrataron el ambiente de las salas de fiesta, los cabarets y los locales nocturnos de los años 20 y 30. El Barrio Chino también fue el campo de acción de la creación de Manuel Vázquez Montalbán, el detective Pepe Carvalho, con despacho en Conde del Asalto (hoy Nou de la Rambla), y las calles por donde se movía Terenci Moix, entre la plaza del Pes de la Palla y la calle de Ponent (hoy Joaquín Costa), donde está la Granja de Gavà, el primer domicilio del autor.

5. La mejor épica con La Catedral del Mar

En el siglo XIV, Barcelona era una ciudad próspera que había crecido hacia la costa. El nuevo y humilde distrito de pescadores decidió construir, con su propio dinero, el templo más grande que hubiese existido: Santa María del Mar.

Basílica de Santa Maria del Mar de Barcelona
Basílica de Santa Maria del Mar de Barcelona

Recorrido literario por las historias de la épica novela de Ildefonso Falcones, a través de sus diferentes ubicaciones. Lugares que, tras casi 700 años, se revisitan desde una perspectiva diferente, mientras se admira el Barrio Gótico. La oportunidad para aprender más sobre los personajes y sobre uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad, la Catedral del Mar, apogeo del gótico catalán.

6. El diamante de Mercè Rodoreda.

La Ruta Dos espejos de la ciudad recuerda la Barcelona de Mercè Rodoreda, autora de la célebre La plaza del Diamante y de su Colometa, una chica que le tocó luchar con la áspera realidad de la guerra y la posguerra.

Recupera también, en el mismo barrio de Sant Gervasi, la Casa-Archivo Joan Maragall, la que fue casa familiar del poeta, autor de la Oda a Barcelona. Este fue el refugio urbano desde donde escribió la mayoría de sus obras de exaltación de la naturaleza.

7 Por Las Ramblas con Hans Christian Andersen y George Orwell

Las Ramblas, la calle más famosa de Barcelona, rodeada de plátanos y pavimentada con un dibujo que recuerda las olas del mar al que desemboca, es también una de las calles más cargadas de literatura de la ciudad: han sido descritas por escritores locales como Narcís Oller y Jacint Verdaguer, que vivió un tiempo en el Palau Moja, pero también por autores como George Orwell y Simone Weil. Trabajó ahí (escribiendo poemas a escondidas) el poeta Jaime Gil de Biedma, que vivió muy cerca del escritor chileno Roberto Bolaño y las vio inundadas desde un balcón del hotel el escritor de cuentos, Hans Christian Andersen.

8 Cita en Montjuïc con Mendoza, Monzó y Casavella

Por las estribaciones de Montjuïc trepan las calles del barrio del Poble Sec: la plaza de Santa Madrona es el escenario de un cuento largo de Quim Monzó. Montjuïc fue una zona donde iban a vivir los más desfavorecidos. Parte de la obra de Juli Vallmitjana está centrada en el mundo y en el lenguaje de los gitanos de la montaña. El escritor gallego afincado en la ciudad Francisco Casavella la convirtió en materia literaria con la creación de un personaje mítico, el Watusi, que se esconde allí. Otra gran novela, La ciudad de los prodigios, de Eduardo Mendoza, utiliza de escenario los pabellones construidos para la Exposición Universal de 1929 celebrada en la ciudad. La zona de Can Tunis, en el otro lado de Montjuïc, queda fijada en los libros de Francisco Candel.

9 La Sitges de Santiago Rusiñol

El modernismo catalán se gestó en la villa de Sitges. Más concretamente, en el Cau Ferrat, la residencia de Santiago Rusiñol en la famosa localidad costera, situada a pocos kilómetros de Barcelona. En Sitges, los amantes de las buenas letras y de las bellas artes, pueden salir al encuentro de los principales escenarios, aun en pie, donde se originó este movimiento artístico.

El Museo de Maricel, el Museo Romántico y el Palau de Maricel también son merecedores de unas cuantas páginas.

10 El poeta Verdaguer y la ciudad de Vic

Plaza Mayor de la villa de Vic, en Osona, provincia de Barcelona
Plaza Mayor de la villa de Vic, en Osona, provincia de Barcelona

Jacint Verdaguer (1845-1902) es una de las figuras de la Cataluña moderna. Poeta romántico, adscrito a la generación de la Restauración de 1874, que en el marco de la Renaixença volvió a situar la lengua catalana en la categoría de lengua literaria.

La ruta Verdaguer por Vic consiste en un recorrido que sale de la Oficina de Turismo de la capital de la comarca de Osona. Se inicia con la contemplación de la plaza del Mercadal y la misma calle Verdaguer desde el balcón del Ayuntamiento sobre la plaza. Sigue por varios puntos del núcleo antiguo, que evocan la etapa formativa del poeta, su época de estudiante y la vida en torno de los círculos intelectuales.

Incluye la visita a la colección del Museo Episcopal de Vic y la contemplación del exterior del Arxiu Episcopal y del Asil dels Capellans, donde se evoca

11 Ruta de poemas corpóreos por el área metropolitana de Barcelona

Santa Coloma de Gramanet
Santa Coloma de Gramanet Fuente: EFE

Para el poeta Joan Brossa, la poesía pasaba los géneros, de lo que dejó importantes muestras en Barcelona. La ruta A de Autocar ofrece un paseo por los ambientes y los temas (la vida, la política, la lucha social, las instituciones, la arquitectura y el urbanismo...) en los que la vida y la obra de Brossa van tomando palabra, imagen y cuerpo, así como la oportunidad de conocer la historia del área metropolitana de Barcelona y de lugares desconocidos o alejados del centro, como Sant Adrià del Besòs, Santa Coloma de Gramenet, Badalona, Sabadell, Mollet.

12. Caldes d'Estrac, perla de poetas

La presencia del poeta Josep Palau i Fabre en Caldes d'Estrac, así como la de la fundación que lleva su apellido, potencian y dan relieve a la estancia en esta localidad de otros tres ilustres representantes de la literatura catalana: Jacint Verdaguer, Apel·les Mestres y Joan Maragall, a caballo entre la Renaixença y las primeras pinceladas del Noucentisme.

A través de una visita guiada por la población del Maresme, se descubre los espacios compartidos por cada uno de ellos y se escucha las diferentes voces de estas cuatro personalidades unidas por una misma vocación: la de poeta.

Palau i Fabre conectó la cultura catalana con las principales corrientes artísticas más importantes del siglo XX, a partir de su relación con Octavio Paz, Picasso, Lorca, Alberti, Cocteau...

13 Se alza el telón en el Vendrell

Nació en el Vendrell (Baix Penedès) el padre del dramaturgo Àngel Guimerà, una de las figuras más destacadas de la Renaixença.

Casa Museu Angel Guimerà, en El Vendrell, a 72 kilómetros de Barcelona
Casa Museu Angel Guimerà, en El Vendrell, a 72 kilómetros de Barcelona Fuente: EFE

La mayor parte de su obra literaria estuvo dedicada al teatro, con el que obtuvo reconocimiento internacional. En la última década del siglo profundiza en la realidad de la sociedad catalana, que viraba en esos momentos hacia una vida más urbana e industrial. De su obra, destacan, con esplendor, Mar i cel, Terra Baixa o La filla del mar.

La ciudad del Vendrell alza el telón sobre la vida de Guimerà a lo largo de un recorrido por su centro histórico. En el Vendrell, en su casa familiar, conocida como Cal Ximet, se inició en su actividad creativa.

14 En busca de Josep Pla por el Bajo Ampurdán

La Fundación Josep Pla ha diseñado un paseo literario para dar a conocer varios rincones de Cataluña significativamente planianos. La Fundación ofrece diversas rutas literarias monográficas que permiten descubrir a fondo la historia, la sociedad y los rincones que inspiraron al escrito: Palafrugell, Pals, Calella, Sant Sebastià, Tamariu, Llofriu, Ullastret, Barcelona y cap Roig.

15 Por el Pirineo tras la estela de los caminantes Cela y Espinàs

La historia del trekking Ramat de Camins empieza en 2006 cuando una empresa de dinamización local de la comarca pirenaica del Pallars Sobirà (Montanyanes) decide celebrar el cincuentenario del viaje que en agosto de 1956 realizaron los escritores y caminantes Camilo José Cela y Josep Maria Espinàs por el Pirineo de Lleida (Pallars Jussà, Pallars Sobirà, Val d'Aran y Alta Ribagorza).

La ruta es un eje vertebral desde el cual se pueden hacer multitud de variantes, lo que la enriquece y le aporta una gran diversidad. Para seguir y establecer las posibles etapas, entra en juego la libertad de cada uno, que puede diseñar su travesía en función de los días de que disponga, la forma física, los lugares de interés, la climatología, el calendario de apertura de los establecimientos para dormir, etc. Un trekking por 70 pueblos.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.