Coronavirus en la Argentina: la curva de casos en la ciudad sigue en baja, pero no al ritmo esperado

Según los datos del gobierno, hay un promedio de 800 casos diarios; aún no se alcanzó la media de 600 infecciones que avalaría un retroceso definitivo
Según los datos del gobierno, hay un promedio de 800 casos diarios; aún no se alcanzó la media de 600 infecciones que avalaría un retroceso definitivo Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
Mauricio Giambartolomei
(0)
3 de octubre de 2020  • 18:02

La última semana de septiembre terminó con datos alentadores sobre el comportamiento del Covid-19 en la Ciudad de Buenos Aires. Aunque los parámetros sanitarios no alcanzaron los valores que pretendían en el Ministerio de Salud porteño para asegurarse que la curva de casos diarios bajó en forma definitiva, son suficientes para confirmar un marcado y sostenido descenso y ratificar que el peor momento de la pandemia, al menos en esta primera curva, ya quedó atrás.

Con una situación más aliviada que durante los picos de julio y agosto en el Gobierno se concentran en un número, el de la media móvil, que marca la evolución del promedio de contagios de los últimos siete días, para analizar cuál es el escenario del coronavirus. Aunque se sigue monitoreando con atención los valores del número R (que indica el índice de contagiosidad), el tiempo de duplicación de casos y la ocupación de camas de terapia intensiva, el promedio semanal permite tener un panorama más amplio sobre el comportamiento del virus.

Desde el 31 de agosto hasta el 30 de septiembre la media móvil tuvo un descenso lento, pero progresivo tras semanas de mucha actividad como fueron las últimas de julio y todo agosto con picos superiores a 1300 casos. En la actualidad, y desde el 23 de septiembre, se ubica en los 800 casos diarios, con una tendencia que se mantiene estable hasta los primeros días de octubre.

La curva de casos continúa en descenso, aunque aún no se puede confirmar si la baja es definitiva
La curva de casos continúa en descenso, aunque aún no se puede confirmar si la baja es definitiva Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Nespolo

El viernes se superó la barrera de los mil casos (1029 positivos y 50 fallecidos, pero en los últimos diez días solo tres jornadas habían estado por encima de los 900.

"Lo que vemos epidemiológicamente es que hemos cumplido un mes entero de descensos y creemos que es muy significativo. Pero de ninguna manera podemos afirmar que sea definitivo en el sentido de que no pueda volver a subir", explicó en la semana el ministro de Salud de la Ciudad, Fernán Quirós , para despejar dudas. La semana pasada se especulaba que si en los últimos días de septiembre la media móvil rondaba los 600 casos diarios se podría afirmar el descenso definitivo de la curva. La cifra ideal aún no fue alcanzada, pero esperan que esté cerca.

Otros períodos

"La media móvil es un buen valor para tener en cuenta, pero también se deberían ver períodos más amplios, de 14 días, para analizar cómo viene la curva. Se ve que ha disminuido, que está amesetada en un número menor al del peor momento, pero aún no hubo una bajada abrupta. Para estar tranquilo debería llegar a unos 500 casos diarios y no a los 800, 850 de hoy", opinó Eduardo López, jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez e integrante del comité asesor nacional para Covid-19.

De acuerdo a la información oficial que se difunde en los partes diarios entre el 18 de julio y los primeros días de septiembre hubo una meseta alta, de entre 1000 y 1300 casos según la media móvil. La ecuación cambió a partir del 2 de septiembre cuando se comenzó a notar que la media móvil de cada día fue menor al día anterior, con un número R por debajo de 1 que aún se mantiene estable. Estas dos variables controladas son las que mayor optimismo generan en el gobierno de la Ciudad.

"En agosto hubo un descenso de la curva de una semana y volvió a subir. La baja actual es diferente porque está durando más tiempo", analizó Laura Barcan, médica infectóloga del Hospital Italiano y miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI). "Es difícil decir por qué. No se trató de efecto rebaño porque esa inmunidad se genera con el 60% o 70% de la población infectada y acá tenemos poco más del 10%; tampoco hay una vacuna. Quizás al llegar a una cierta cantidad de gente infectada se logre cierta disminución a los números de los casos porque hay menos gente susceptible", agregó.

Valores

La ocupación de camas de Terapia Intensiva (UTI) del sector público en la ciudad es hoy del 46,8%, cuando la semana pasada se encontraba en un 54%, con 211 pacientes internados en grave estado (quedan a disposición 239 camas). Los enfermos internados cuyo cuadro de salud se considera moderado son 460 (30,6% de ocupación de camas) y los contagiados leves con internación suman 885 (17,7% de camas disponibles ocupadas).

En el sector privado la ocupación de camas UTI reportadas al Ministerio de Salud es del 69%, un número aún alto, pero levemente más bajo que la semana anterior cuando llegaba al 70%. El tiempo de duplicación de casos, una variable que es menos sensible a los cambios de último momento, tampoco causa preocupación ya que después de varios meses de alarma hoy es de 97,7 días.

Según el Ministerio de Salud hasta el lunes pasado habían sido testeadas con PCR 554.617 personas y la positividad, es decir, el porcentaje de personas que tienen el virus del total que son hisopadas, había llegado al 27%, por debajo del 32% de la semana anterior, pero aún lejos de lo que marca la Organización Mundial de la Salud (OMS). La OMS sugiere que una pandemia se supera cuando ese porcentaje se encuentra entre el 5% y el 10%.

Para López, la tendencia seguirá en descenso durante las próximas tres semanas en las que también se sentirá la baja en el AMBA. "Aunque en el resto del país vamos a estar en plena subida. Córdoba, Santa Fe, Mendoza, Río Negro tendrán fluctuaciones, pero en alza durante las próximas tres o cuatro semanas. También incluidos los municipios del interior bonaerense. Después de ese tiempo debería estabilizarse", estimó.

Los especialistas consultados coincidieron en que a pesar de tener la situación mejor controlada, la pandemia no fue superada y habrá que estar atentos y cuidadosos para evitar nuevos brotes. "Sabemos que vendrá una segunda ola como pasó en todo el mundo. No imagino que acá pase algo diferente porque las pandemias tuvieron segundas olas desde tiempos inmemoriales", advirtió Barcan.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.