Científicos australianos “hacen visible lo invisible” gracias a un importante descubrimiento