Dejaron una tijera de 17 cm en su abdomen luego de una cirugía

Una mujer australiana vivió un año y medio así, sin saberlo
(0)
21 de abril de 2004  

Un año y medio después de haber sido sometida a una operación de colon, una mujer de 69 años descubrió que los cirujanos le habían dejado una tijera de 17 centímetros de largo en el abdomen.

Pat Skinner dijo que había sufrido dolores durante meses, después de que los médicos del St. George Hospital, de Sydney, Australia, le extirparon parte del colon, en mayo de 2001. Tras insistir con que se le realizara una radiografía, 18 meses después de la operación, hallaron una tijera quirúrgica en su abdomen.

"Me sentí devastada, no podía creer lo que veía en la pantalla", relató ayer la mujer a la cadena de televisión australiana Sky News.

La tijera le fue extraída en octubre de 2002. El personal del establecimiento no fue sancionado. Pero la paciente entabló una demanda legal.

"Este es un caso de enorme negligencia profesional -dijo a LA NACION la doctora Vanesa Di Cataldo, abogada especializada en temas de mala praxis médica-. Haber olvidado un objeto en el abdomen de un paciente es un hecho sumamente grave en el que se responsabiliza al médico cirujano, que es quien responde por todo el equipo quirúrgico, a la clínica o sanatorio, a la obra social o empresa de medicina prepaga o, si fue en un hospital público, a la municipalidad o al Estado nacional."

Di Cataldo dijo que cada vez hay más juicios por mala praxis médica. Según la revista Médicos número 36, de octubre de 2000, en la última década las demandas crecieron un ciento por ciento en la Argentina; uno de cada 20 médicos tiene una, pero 9 se ven involucrados en cuestiones judiciales, en forma directa o indirecta, como testigos o peritos.

Según la abogada Di Cataldo, en nuestro país los juicios de mala praxis se vinculan con errores de diagnóstico o de tratamiento, cirugías mal realizadas (es frecuente, en caso de órganos dobles, extraer o intervenir en el equivocado), no guardar debida asepsia del área quirúrgica y que sean comunes las infecciones... "El profesional puede ser demandado por la justicia civil y tener que indemnizar al paciente -dijo Di Cataldo-, pero la demanda también puede ser penal y ser sancionado y aun inhabilitado".

"En nuestro país, cerca del 60% de los médicos, las clínicas y sanatorios están asegurados -agregó la abogada, que realizó un programa de instrucción especial en la Universidad de Harvard, EE.UU.- La cirugía es la que tiene mayor número de demandas. Y por más que se demande a un equipo de profesionales, el que responde es el cirujano, por todo el equipo quirúrgico.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.