El Borda abre las puertas de un nuevo servicio contra los trastornos de angustia

Surgió ante la creciente demanda de atención de problemas emocionales, acentuados por la crisis
Valeria Shapira
(0)
22 de junio de 2002  

Hace frío en los pasillos del Borda. Por las escaleras, camino al segundo piso, algunos internos saludan a los visitantes. Desde su creación, en 1863, como asilo para orates -con el nombre de San Buenaventura-, este hospital que hoy lleva el nombre del doctor José Tiburcio Borda pasó la mayor parte de su historia trabajando puertas adentro.

Inmerso, muchas veces, en halos de misterio y oscuridad. Rodeado, otras tantas, del estigma con el que -desde la antigüedad- se asoció la enfermedad mental.

Pero en un aula del segundo piso hay un grupo de profesionales dispuesto a contar una nueva historia; en la Capital Federal del país que desborda angustia, el Borda se abre a la comunidad con una propuesta diferente: un servicio de atención gratuita al que pueden acercarse todas las personas que sufran trastornos de angustia y deseen recibir asistencia profesional gratuita.

Que brinda, diariamente, un grupo profesional integrado por médicos, psicólogos, musicoterapeuta, asistente social, terapista ocupacional y acompañante terapéutico, muchos de ellos concurrentes que no cobran honorarios y que, desde hace algunos meses, están recibiendo requerimientos de atención que crecen junto con la ansiedad, la incertidumbre y la angustia reinante.

Asistencia psicoanalítica

Un sector que antes sólo albergaba camas para internación es ahora el escenario de los consultorios donde los pacientes reciben asistencia psicoanalítica.

"A través de la red municipal de salud, ofrecemos un tratamiento integral de los trastornos de angustia. Realizamos el diagnóstico tomando en cuenta que pueden existir problemas de índole clínica, y damos asistencia psiquiátrica y psicoterapéutica defendiendo los postulados psicoanalíticos", explicó a LA NACION el doctor Alfredo Osuna, jefe del Servicio de Asistencia Primaria 2, que desarrolló el proyecto de este Servicio de Tratamiento e Investigación de Trastornos de Angustia.

Si bien no se trata de psicoanálisis ortodoxo -no hay divanes-, "partimos de la escucha psicoanalítica, del uno a uno, rescatando la subjetividad. Si hay que indicar medicación, se determina en el caso por caso", afirmó.

El ataque de pánico es el tema que más inquieta a los pacientes. De hecho, el proyecto surgió "ante la fuerte presencia del ataque de pánico en nuestra sociedad, con el agregado de un gran apoyo mediático".

Según la concepción del servicio, el tratamiento caso por caso es esencial, ya que se trata de un cuadro que no debe entenderse como una entidad en sí misma: "Se presenta en situaciones diversas. Puede aparecer como un rasgo sintomático en personas depresivas y ansiosas o acompañado de estructuras psicopatológicas definidas, más o menos graves".

La propuesta es un verdadero desafío: acercarse al Borda no es tarea fácil, ya que en muchas personas el hospital genera resistencia. "Queremos cambiar la imagen tradicional que se tiene de la institución, que en el imaginario social está ligada al lugar de los locos ", dijo Osuna.

Además de los aspectos clínicos, el servicio dedica gran parte de sus esfuerzos a la investigación y la capacitación. "Aspiramos a tener estadísticas locales sobre salud mental para dejar de basarnos en datos internacionales que no siempre se corresponden con la realidad de nuestro país -afirmó la doctora Sara Vázquez, jefa de sección del hospital, y coequiper del doctor Osuna en el nuevo proyecto-. Y esperamos generar espacios de discusión con equipos de otras instituciones."

Armar talleres y espacios para la terapia de grupo son otros de los proyectos que el equipo piensa concretar en el futuro.

Por el momento, los que hoy quieran atenderse no tendrán que esperar durante meses para conseguir una cita de admisión. Es que, cuando la angustia apremia -dicen los integrantes del equipo-, hay que hacer el esfuerzo de evitar la burocracia a la que muchas veces nos tienen acostumbrados los hospitales públicos.

"Tenemos disposición a atender -aseguran con entusiasmo-. A pesar de las dificultades."

Dónde consultar

A pulmón: el Servicio de Tratamiento e Investigación de Trastornos de Angustia todavía no cuenta con una línea telefónica directa. "Vamos a ver si conseguimos comprar un celular", dice el doctor Alfredo Osuna, jefe del servicio.

Entrevistas: por ahora, quienes deseen solicitar turno pueden acercarse directamente a la institución, ubicada en Ramón Carrillo 375, Capital. Hay que preguntar por el Servicio de Atención Primaria 2, en el segundo piso, preferentemente los jueves, de 9 a 11.

En la Web: también se puede enviar un e-mail -por turnos u otras consultas-, a la dirección bordaap2@yahoo.com.ar

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?