El jardín de un barrio del conurbano que busca que la educación Montessori llegue a todos

Hoy, la escuela necesita ayuda económica para reponer materiales, donación de alimentos, ropa, juguetes y pañales para los chicos
Hoy, la escuela necesita ayuda económica para reponer materiales, donación de alimentos, ropa, juguetes y pañales para los chicos Crédito: Fundación Comprometerse Más
Victoria Mortimer
(0)
26 de septiembre de 2019  • 15:05

Al entrar al aula del jardín Arcoíris, en el barrio San Blas, en Bella Vista, llama la atención la prolijidad y tranquilidad que reinan en el ambiente. Los chicos juegan con materiales frágiles, como vidrio o porcelana, siempre guiados por una maestra o guía, como se la denomina en el sistema educativo Montessori.

"Los alumnos no juegan a cocinar, cocinan; las actividades se realizan con materiales reales, estéticos, rompibles y limitados ya que esto los estimula a aprender a esperar", cuenta Yohana Cantero, una de las asistentes del jardín para niños de entre 3 y 5 años.

Esta escuela fue creada en 2013 por las fundaciones Comprometerse Másy María Montessori y es una de las 11 instituciones que brindan este tipo de educación a chicos y chicas de barrios vulnerables. Además, esta es la única que da clases de inglés a sus 20 alumnos. "El desafío es poder llegar a todos y que éste tipo de educación no quede limitada a la enseñanza privada o a una sola parte de la población", explica María Laura Di Ciancia, cofundadora de la organización Comprometerse Más.

El interior de una de las aulas del Jardín Arcoiris
El interior de una de las aulas del Jardín Arcoiris Crédito: Fundación Comprometerse Más

La prolijidad del aula responde a un principio esencial de esta pedagogía: el orden externo fomenta el orden interno de los chicos, promoviendo la claridad de pensamiento y la concentración. Además, sorprende la autonomía con la que se manejan los chicos en todo momento, consecuencia de otra de las consignas de este método educativo: el learning by doing, o aprender haciendo, que fomenta el aprendizaje multisensorial y promueve el uso de materiales con los que puedan trabajar todos sus sentidos. "Nuestro rol es observar, buscar las necesidades de los niños y acercase a ellos si necesitan ayuda", asegura Cantero.

Los chicos eligen qué actividad realizar y los materiales de acuerdo a su interés. Algunos trasvasan semillas de un vaso a otro, mientras otros, los más grandes, tejen con agujas de plástico y puntas redondeadas. "Todos los materiales son acordes a su tamaño para que puedan manipularlos sin ayuda", afirma la guía.

También, pueden repetir la misma actividad todas las veces que sea necesario: los materiales son autocorrectores y les permiten descubrir sus errores, aceptarlos y corregirlos. "Según esta pedagogía, los niños aprenden mejor cuando están interesados; esto ayuda a la concentración y comprensión", agrega Cantero.

Además, brindan clases de danza y otras actividades recreativas para los alumnos del jardín
Además, brindan clases de danza y otras actividades recreativas para los alumnos del jardín Crédito: Fundación Comprometerse Más

Comprometerse Más trabaja en el barrio San Blas desde 2007, con el objetivo de brindar a los chicos un espacio de contención y cuidado. Además, crearon una sala pediátrica y el Centro Retoños, un espacio donde se les brinda una merienda y apoyo escolar a los chicos más grandes del barrio.

Hoy, necesitan ayuda económica para reponer materiales escolares, donación de alimentos, ropa y juguetes para el jardín y el centro; y medicamentos, pañales y leche para la salita pediátrica. Para ayudar, podés ingresar a su página web o contactarte al mail info@comprometersemas.org.ar o al teléfono 011 4326-0005.

Facebook: Fundación Comprometerse Más

Twitter: @FundacionC2

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.