Educación. En Liebig, Entre Ríos, una escuela que va más allá