Son enfermeros y viajan a comunidades indígenas donde hay más de una “pandemia”