Abren el acceso a los archivos secretos de la Casa de Tucumán

La Cooperativa Telefónica de Pinamar donó la digitalización de los documentos
(0)
9 de mayo de 2003  

SAN MIGUEL DE TUCUMAN.- El general Manuel Belgrano tuvo la misión secreta de averiguar cómo veían en Europa el proceso de la Independencia nacional. Y llegó con la novedad de que la causa no contaba con ningún tipo de apoyo y que la cuestión no había caído nada bien en el Viejo Continente.

Las primeras autoridades posteriores a 1816 no podían nombrar a sus parientes hasta el cuarto grado de consanguinidad en funciones públicas. Y era una exigencia que se cumplía.

Esos son algunos de los secretos de la Independencia que ahora podrán salir a la luz, al disponer la Casa Histórica de Tucumán el libre acceso a los valiosos documentos escondidos en sus archivos.

Docentes, alumnos y cualquier persona del país y del mundo ya pueden acceder, a través de Internet, a esos testimonios del nacimiento de la patria, guardados como tesoros en la Casa Histórica, donde se juró la Independencia el 9 de Julio de 1816.

Archivos de época que se exhiben al público en el histórico solar y otros que jamás tuvieron trascendencia están siendo digitalizados por la Cooperativa Telefónica de Pinamar (Telpin), con la colaboración de las autoridades del museo.

La citada gestión de Belgrano fue encomendada en una reunión que mantuvieron los congresales, presididos por Francisco Laprida. Querían determinar si en Europa iban a apoyar a los criollos o si podían producirse represalias militares o económicas por la falta de apoyo internacional a la Independencia

A eso se suman otras actas secretas, que revelan hechos curiosos, como el ocurrido en 1819, cuando el director supremo Juan Martín de Pueyrredón nombró a José de San Martín brigadier general de los Ejércitos de la Patria. El Libertador no se sentía suficientemente merecedor de ese cargo y renunció a ese honor.

"Muchas cuestiones fundamentales se trataban en sesiones secretas, que no están exhibidas públicamente ni la ciudadanía conoce. Pero están en la Casa Histórica", precisó Claudia Gómez Costa, directora académica de Telpin Educa.

El trabajo de los especialistas de Telpin comenzó esta semana. Al mismo tiempo, se entrena a empleados de la biblioteca para que puedan continuar con la tarea ellos mismos. "La idea es que la ciudadanía pueda, por ejemplo, celebrar este domingo el Día del Himno Nacional visitando este lugar", dijo Gómez Costa.

En una primera etapa se subirá a la Web el contenido de 34 biblioratos con unos 300 artículos periodísticos, además de otros 100 libros con documentación de las sesiones del Congreso de Tucumán.

Los primeros documentos ya digitalizados se exhiben en www.telpin. com.ar/telpineduca, y en los próximos días también se podrá acceder a través de la dirección de la Casa Histórica (www.casaindependencia. com.ar) . En la Red se presentan dos tipos de archivos: los que están en exhibición en el museo

-en papel- y material que no se muestra al público, como son las actas secretas del Congreso de Tucumán, en las que se reflejan cuestiones que la ciudadanía desconoce normalmente.

La digitalización

Las tareas se realizan con una computadora portátil y un scanner. "Es todo lo que necesitamos para digitalizar", aseguró Gómez Costa. Mañana concluirán los trabajos de digitalización a cargo de Telpin. La tarea seguirá siendo desarrollada por los empleados de la Casa Histórica que publicarán -con el apoyo de Telpin- los documentos en Internet.

Según Gómez Costa, la posibilidad de digitalizar los archivos surgió en octubre último, en una visita que hizo a Tucumán. "Planteé la idea a la directora del museo, Patricia Fernández Murga, y a la bibliotecaria, María Concepción, quienes de inmediato aprobaron la propuesta", contó. A partir allí, el consejo de administración de la cooperativa de Pinamar aprobó la donación de la digitalización de los archivos al museo Casa Histórica de Tucumán.

Estos aportes no son novedosos para Telpin. Hace cinco años la cooperativa decidió dotar al 100% de las escuelas públicas de Pinamar con computadoras conectadas a Internet en forma gratuita, sin costos de pulso telefónico, y capacitar a los docentes para que utilizaran esos recursos en forma apropiada.

Los documentos que Telpin escanea y digitaliza son los que las autoridades del museo determinan a través de un criterio de selección por valor histórico. "Además, proponen otros archivos para que nosotros investiguemos y veamos qué nos parece valioso, desde el punto de vista pedagógico, para que esté en Internet", dijo Gómez Costa.

"Por ejemplo -agregó-, existe la idea generalizada de que las sesiones se realizaban durante la mañana, por la luz. Pero en las actas secretas figuran sesiones en la tarde y también en la noche."

La directora del museo considera que el lugar posee un patrimonio muy diverso y valioso. "El archivo es importante por la información que tiene, pero también por el uso educativo que pueden darle los docentes", dijo Fernández Murga.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.