El corazón de Don Orione llega al país

Más de 5000 peregrinos lo venerarán mañana en el cottolengo de Claypole, donde participarán de un encuentro internacional
Más de 5000 peregrinos lo venerarán mañana en el cottolengo de Claypole, donde participarán de un encuentro internacional
(0)
28 de agosto de 2000  

Mañana llegará a nuestro país el relicario que contiene el corazón del beato Luis Orione, fundador de la Pequeña Obra de la Divina Providencia, una orden que desarrolla obras de caridad en todo el mundo. La reliquia será traída desde Roma por 400 jóvenes que participaron en la reciente Jornada Mundial de la Juventud, que presidió el Papa, y quedará definitivamente en la Argentina.

La llegada del corazón incorrupto del beato será el centro del Encuentro Internacional de Amigos de Don Orione, que reunirá a 5000 peregrinos de todo el continente en el cottolengo fundado por la orden en la localidad de Claypole, en el Gran Buenos Aires.

El corazón del beato, que se mantuvo en perfecto estado de conservación desde su muerte, ocurrida en marzo de 1940, será recibido por segunda vez en nuestro país, donde ya fue venerado en 1984.

El Consejo General de la Orden decidió, en 1998, la donación definitiva de la reliquia a la Argentina. Así se cumplió la voluntad de Don Orione, que, en su despedida de nuestro país en 1937, expresó en una carta su deseo de retornar "vivo o muerto" a su "segunda patria" -el beato era italiano-.

Las jornadas de la comunidad orionita se iniciarán mañana, cuando empiecen a llegar los primeros peregrinos. Hoy, los colegios y parroquias de la Obra, tanto en la Capital como en el Gran Buenos Aires, abrirán sus puertas para recibir a los visitantes que deseen conocer el legado de Don Orione.

Celebraciones

Mañana, en el cottolengo de Claypole -avenida Lacaze 3963-, los actos comenzarán con jornadas de oración y canto. El corazón del beato llegará a las 13 y será colocado en un sitio especialmente acondicionado dentro de la capilla del instituto. Allí se oficiará una misa concelebrada presidida por el obispo de Lomas de Zamora Desiderio Collino, a la que asistirán autoridades del partido de Almirante Brown.

Además, se inaugurará una exposición, en la que se mostrarán las actividades pastorales y de promoción humana que llevan adelante las casas que la Obra tiene en todo el país.

Biografía del beato

La Pequeña Obra de la Divina Providencia fue fundada en Italia, en 1892, por el sacerdote Luis Orione. Este llegó en 1921 a la Argentina para difundir su obra caritativa en favor de los más necesitados.

Tras regresar por un período a su patria de origen, Don Orione retornó a nuestro país en 1934. Desde esa fecha y hasta 1937 desarrolló una intensa tarea, que incluyó la fundación de escuelas, hogares e instituciones religiosas, además de la creación del primer cottolengo local, en Claypole.

En este tipo de centros se brinda atención a niños, jóvenes y adultos con discapacidades múltiples, físicas y mentales, que viven en el lugar. Una característica de los cottolengos es que se asiste a chicos a quienes les falta un grupo familiar o cuyos parientes no pueden atenderlos.

La acción de los orioninos se ve reflejada en obras relacionadas con chicos abandonados y menores en riesgo. En el plano educativo se han creado numerosos institutos preescolares, primarios, secundarios, terciarios y especiales.

Don Orione falleció en Italia en 1940. Un año antes de morir había sintetizado así su programa de vida: "Sufrir, callar, orar, amar, crucificarse y adorar". Decía que sus grandes amores eran Jesús, María, el Papa y las almas. Juan Pablo II lo beatificó en 1980.

La sede central de la Obra de la Divina Providencia en la Argentina funciona en Carlos Pellegrini 1441.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.