Yayoi Kusama. El encierro creativo desde el psiquiátrico