Muestras. Enio Iommi: biblia y calefón