Jazz y pintura, el homenaje a Ernesto Sabato a cinco años de su muerte