La escuela que ya no está aislada

En un pueblo de 500 habitantes se realizó la primera conexión de un colegio rural a Internet
(0)
20 de diciembre de 2001  

A 14 horas en ómnibus de la ciudad de Neuquén, detrás de la Cordillera del Viento y en el límite con Chile, la Escuela Albergue N° 253, de Manzano Amargo, Neuquén, un pueblito de 500 habitantes, quedó ayer conectada al mundo global vía satélite. La escuela rural se convirtió en la primera con conexión a Internet, gracias a los aportes cosechados por el portal Educ.ar, durante la fugaz visita de Bill Clinton a la Argentina en julio último.

Los pobladores, alumnos y maestros de Manzano Amargo celebraron el acontecimiento con júbilo como si se tratara de la primera caminata del hombre en la Luna. "Todo fue posible por el trabajo mancomunado de los sectores público, social y privado, que demostraron vocación de servicio; así, los milagros se hacen realidad", dijo a LA NACION, en diálogo telefónico, María Eugenia Estenssoro, integrante de la Fundación Equidad, que preside Haroldo Grisanti.

Equidad es una de las tres fundaciones que, junto con Compromiso e YPF, lleva adelante el programa Escuelas Conectadas, dentro del cual fue seleccionada la de Manzano Amargo. A este pueblo pequeño y aislado en el extraordinario paisaje cordillerano, donde viven agricultores y criadores de chivos, se llega luego de recorrer largos kilómetros desde Neuquén, Chos Malal, Andacollo y Las Ovejas. Hasta ayer, un solitario teléfono público era el símbolo de toda posmodernidad en el lugar.

Hacer patria

Los 130 alumnos, los docentes, el intendente, el director de la escuela -el entrerriano Esteban González- y algunos vecinos se dieron cita en la escuela. "Estamos muy emocionados. Esto permitirá a nuestros chicos estar en un pie de igualdad con los de otras partes", dijo González, en el acto de conexión de la escuela a Internet.

El colegio recibió computadoras y se convirtió en sede de la capacitación a 40 docentes de 15 escuelas rurales realizada en agosto último. González es, según dijo Estenssoro, "uno de esos campeones sociales dispuesto a aprovechar toda oportunidad para mejorar su comunidad".

Fue la Cooperativa Telefónica de Pinamar, Telpin, cuyo programa de capacitación docente está a cargo de la profesora Claudia Gómez Costa, integrante del directorio de Educ.ar, la encargada de entrenar maestros. Y fue un éxito. Gómez Costa, una maestra de corazón, dijo a LA NACION: "En ese rincón de la Patria, nuestros sacrificados maestros de montaña hacen carne la educación, más allá de las penurias y con enormes esfuerzos".

La emoción embargó también a Daniel Sprumont, el maestro de tecnología de la escuelita rural: "Aún no lo puedo creer. Hasta hoy no pudimos lograr que Telefónica nos dé una línea y hoy estamos conectados a Internet".

Gómez Costa les preguntó a los chicos: "¿Para qué creen que sirve Internet?" Y ellos respondieron: "Para comunicarte", "para ver noticias", "para ver la página de tu programa favorito". Saben bastante.

Desde Educ.ar se conectarán 25 escuelas de frontera, todas ellas ubicadas en sitios inaccesibles de la geografía nacional. "Con este hecho pequeño, la Navidad tendrá muchas sonrisas anónimas en nuestra patria", dijo Gómez Costa con orgullo. La docente supervisó la capacitación de 250 maestros de 83 escuelas de Neuquén.

Las fundaciones visitaron cada escuela para decidir qué equipamiento necesitaban, qué docentes asistirían a la capacitación, y ver cómo apoyarlos mejor con sus proyectos informáticos. "Quienes trabajamos en este programa creemos en el bien común y la igualdad de oportunidades en la Argentina. YPF está donando 1500 computadoras en todo el país y financia su distribución a 400 escuelas y la capacitación de 1000 docentes", dijo Estenssoro.

Para quien se atreva a dudar de que la unión hace la fuerza, obsérvese lo siguiente. La Fundación Compromiso diseñó el programa incluyendo a ONG de todas las provincias. Equidad fue convocada para gerenciar el programa y ejecutarlo. Telpin Educativa capacitó a los docentes y eligió a Manzano Amargo como la primera escuela rural del país en ser conectada. Microsoft donó 150 cajas de software educativo para las escuelas rurales de Neuquén. Y la línea aérea Southern Winds donó los pasajes aéreos.

"La tarea en Manzano Amargo es un ejemplo de cómo debe funcionar la conexión e informatización de escuelas. Primero hay que elegir y preparar a los líderes y luego dar la conectividad. En Manzano Amargo, la escuela está preparada para funcionar como centro de aprendizaje y acceso digital para el resto de la comunidad", dijeron Estenssoro y Gómez Costa.

Cuenta Estenssoro que, este año, Nicholas Negroponte, gurú del Media Lab, en el MIT (Massachusetts Institute of Technology), le sugirió: "Si se habla de equidad, primero hay que conectar a las escuelas rurales, porque nadie ni nada llega hasta allí. Ellos aprovechan los recursos mejor que nadie y son ideales para aplicar estas innovaciones".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.