La revista TXT pidió disculpas a sus lectores