Lanata apunta al mercado más alto