Lección documental sobre las huellas de El Silencio

Fernando Gutierrez
Fernando Gutierrez LA NACION
(0)
28 de junio de 2016  

Clásico y contundente, una vez más, Dani Yako reúne sus fotos en un libro, El Silencio (Planeta), de extraordinario valor documental y de una actualidad inquietante.

Yako es -junto con Adriana Lestido y Gabriel Díaz- uno de nuestros maestros en este tipo de fotografía, y lo que condensa en este volumen es el registro de sus viajes, justamente, a El Silencio, en Entre Ríos, para ver las huellas y las consecuencias de la catástrofe económica que desembocó en la crisis de 2001. Es el retrato de un pueblo donde dos de cada tres personas quedaron bajo la línea de pobreza.

Es interesante que Yako parece mimetizarse con el paisaje. Como los grandes maestros del documentalismo, se convierte en un fantasma que sale a recorrer el lugar y se mezcla con sus habitantes, y sólo se deja ver en la serie de retratos que aparecen hacia el final de la edición. Más allá del transitado tema de la pobreza, el autor logra reflejar de manera impactante una época y encuentra la belleza estética en muchos paisajes notables, cercanos a lo irreal.

Sin pretensiones de sumarse al mundo del arte, Yako clasifica y describe con su particular mirada, su opinión traducida en imágenes, algo necesario como el revisionismo histórico, que con el tiempo muchos sabrán valorar y recuperar. Por ahora, nosotros podemos disfrutarlo en este libro, acompañado por los textos de la pluma de su amigo Martín Caparrós, con el que compartió esta inevitable aventura.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.