Nuevos talentos. Chechu Giménez, con aires de folk

Fuente: Brando - Crédito: Juan Francisco Sánchez
Walter Lezcano
(0)
24 de julio de 2019  • 19:38

Al comienzo de todo fue la madera, el thinner y la siesta como la oportunidad que ofrece el día para crear un espacio propio. Era en Formosa y ahí estaba Cecilia Giménez cebando mate en la maderera de su abuelo, pianista y carpintero, mientras sonaban unos tangos, jazz y música brasileña. Recuerda hoy Cecilia: "Desde muy pequeña me pasé en esa carpintería muchas siestas bajo el árbol de mango, con el loro Perico, el abuelo y un tío escuchando las zapadas de Matías Arriazu, Germán Arriazu y Abel Tesoriere. Yo estaba entre ellos compartiendo desde los 3 o 4 años, cebándoles el tereré. Desde muy chiquita estuve nutriéndome de la música". Poco antes de los 5 años, ese abuelo le regaló su primera guitarra y le enseñó los primeros acordes. Y desde ahí no paró: tocó en la iglesia, en los coros y en el colegio.

En su casa se escuchaban los Beatles y Luis Miguel. Sin embargo, el jazz y la bossa nova fueron sus primeros refugios. Por ese entonces, a Cecilia le gustaba ponerle melodía a todo lo que leía porque la aburría sacar los temas que conocía. Y a los 15 años formó su primera banda: "Se llamaba Gimova y tocábamos temas propios y algunos covers. En ese momento escuchaba a Jorge Drexler, Pedro Aznar, Mercedes Sosa, Gal Costa y Elis Regina".

Cuando terminó la secundaria se vino a Buenos Aires a estudiar Musicoterapia. Pero una compra le mostró un camino. "Me compré un charango por MercadoLibre. Lo fui a buscar y me invitaron a un ensayo. Era la ex Zimbabwe, que me llevó de gira por la costa. Dejé la Facultad y seguí girando como parte de varios grupos". Cuando eso terminó se puso a tocar en la peatonal Florida mientras laburaba en bares de San Telmo haciendo covers.

"Me crié escuchando zapadas de chamamé a la hora de la siesta", dice Cecilia.
"Me crié escuchando zapadas de chamamé a la hora de la siesta", dice Cecilia. Fuente: Brando - Crédito: Juan Francisco Sánchez

En 2015, conoció a Nano Basadoni y fue amor a primera zapada. "Yo tenía un ciclo todos los domingos en San Telmo, Nano se caía por ahí, y así surgieron los temas propios y las ganas de tener una banda. A mí me gusta el folk-rock, la fusión del legüero y la distorsión, naturaleza y ciudad. Nano es de Buenos Aires y yo de Formosa, la combinación perfecta". Así nació Cecilia y el Sr. Vinilo. Y, en 2018, sacaron Tiempo de ver, donde se complementan una sonoridad sutil con temáticas ásperas y, por momentos, oscuras. Explica Cecilia: "Tiempo de ver habla mucho de momentos en los que me estaba conociendo, en los que alcancé mis límites, mucha nostalgia. La idea de salir de un lugar donde la pasé mal. Refleja mucho esa etapa de mi vida con la que hoy no me siento tan identificada".

Mientras componen nuevas canciones, preparan un adelanto audiovisual y tocan todos los fines de semana. El movimiento es constante. Pero Cecilia tiene muy claro cuál es su estado de permanencia: "Me encanta volver siempre al folk, no perder la raíz, el sonido de la acústica dentro de la banda".

MINIBIO

Cecilia Giménez es una cantante y compositora formoseña. Desde hace 10 años vive en Buenos Aires.

A partir de 2015 está al frente de Cecilia y el Sr. Vinilo, que en 2018 lanzó Tiempo de ver. EN 2015 fundó la productora Cultura Guatteque, con la cual realizó tres festivales en Formosa. Los jueves en Sr. Duncan, av. Rivadavia 3832, organiza C.O.N.C.H.A., un ciclo animado por artistas mujeres y disidencias.

Artistas

Nina Simone

Patti Smith

Diana Krall

Alabama Shakes

Discos

All Things Must Pass, de George Harrison

Para los árboles, de Luis Alberto Spinetta

Everyday Robots, de Damon Albarn

Horses, de Patti Smith

Guitarristas

Jimi Hendrix

Luis Alberto Spinetta

Eric Clapton

María Gabriela Epumer

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.