Un gran archivo español se muda a Harvard

La Fundación Castañé donó a esa universidad parte de su acervo sobre el siglo XX
Jesús Ruiz Mantilla
(0)
10 de febrero de 2016  

MADRID.- Más de 2700 documentos sobre los conflictos del siglo XX han sido donados por la Fundación José María Castañé a la Universidad de Harvard. Cartas, telegramas, informes, fotografías de Hitler, Stalin, Churchill, Franco, De Gaulle... Papeles que develan aspectos cruciales de la Rusia de los zares y la posterior revolución, las dos guerras mundiales, el Holocausto, la bomba atómica, el desembarco de Normandía, el plan Marshall... Uno de los legados privados más importantes de Europa que será custodiado por la Haughton Library de Boston, tras formalizarse su entrega el año pasado sin ninguna contraprestación económica.

Tres universidades norteamericanas mostraron su interés por los contenidos de la Fundación Castañé: Princeton, Yale y la institución que finalmente se ha quedado con los documentos. No se trata de todos sus fondos, pero sí de una buena parte: cerca del 60%. Otra, la del período de la Segunda República, la Guerra Civil y el primer período de la dictadura de Franco, ha quedado en manos de la Residencia de Estudiantes y en la sede de la institución, en Madrid.

Para Leslie A. Morris, encargada de la Haughton Library de Harvard, "el legado tendrá un impacto significativo en el desarrollo de nuestras colecciones y en la comunidad investigadora internacional, que dispondrá de un acceso fácil a importantes documentos".

Harvard mostró un interés inmediato por el contenido de la Fundación Castañé: "Por su gran fortaleza en los conflictos del siglo y muy particularmente la Segunda Guerra Mundial", añade Morris.En sus 20 años de funcionamiento, la fundación ha recopilado materiales referentes a ese período de catarsis global. Inició su andadura con la donación personal de su fundador, José María Castañé, empresario aficionado a la historia contemporánea, que ha reunido una impagable colección con manuscritos de Franco, Hitler, Stalin, Mussolini, Churchill o De Gaulle, y con documentos que arrojan luz sobre el funcionamiento de los campos de concentración, diversas matanzas orquestadas por regímenes totalitarios, operaciones como el desembarco de Normandía o el proceso de Nuremberg.

En sus bases fundacionales, la Fundación Castañé refleja que su propósito es presentar los acontecimientos trágicos del siglo XX mediante el testimonio de objetos que formaron parte de la historia misma y, mediante éstos, promover los valores de la paz entre los jóvenes y las generaciones futuras. José María Castañé dice que el acuerdo se ha hecho según la legislación española: "Lo único que queríamos era que quedara en manos de una institución de primer orden que garantizara su conservación en las mejores condiciones y su difusión a nivel científico y social sin ninguna compensación económica a cambio".

Aparte de la donación, Harvard y la Fundación Castañé han alcanzado un acuerdo de colaboración. La sede madrileña retiene una importante cantidad de su fondo. "Pero entre ambas instituciones nos aliaremos para promover el uso de estos materiales a un público global".

Más de 7000 documentos sobre todo tipo de conflictos del pasado siglo forman parte del archivo de la Fundación Castañé. Lo legado a Harvard tiene que ver sobre todo con aspectos de la Segunda Guerra Mundial en cada uno de sus frentes. Pero aspectos de la historia precedentes, como la Primera Guerra Mundial, la Rusia de los zares o la revolución soviética y un gran apartado sobre el contexto español, conforman una colección que ha levantado un creciente interés entre investigadores de todo el mundo.

Desde las actas de reuniones conflictivas de los sóviets a la correspondencia entre la familia de los zares, pasando por diarios, agendas o telegramas cruzados entre dirigentes encomiables como Churchill y sátrapas como Hitler, Stalin o Mussolini y Franco, el valor testimonial del archivo Castañé ha llevado a los responsables de Harvard a hacerse cargo de su custodia.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.