Un país en busca de imágenes que lo definan