Fondo inagotable. Un pensador y su obra. La voluntad de editar