Una carrera es obra hecha

De fotógrafo a fotógrafo, una reflexión acerca del estilo y la huella abierta por Aldo Sessa
Diego Ortiz Mugica
(0)
16 de noviembre de 2012  

Grete Stern, Horacio Copola, Pedro Luis Raota, Aldo Sessa... Son algunos de los responsables locales de que muchos de nosotros hoy tengamos la fotografía como pasión y profesión.

En primer lugar: ¡gracias por marcar "el camino", por "abrir la huella"!

Aldo es un apasionando, un amante de la cámara. No recuerdo, en el curso de toda mi vida, un encuentro con él en que no tuviera la cámara colgada del hombro.

Dicen que los maestros explican lo que saben pero enseñan lo que viven…

Si hay algo que aprendí de Aldo Sessa, es a trabajar, y también a entender que una carrera se hace a lo largo de los años.

Uno se "recibe" de fotógrafo cuando tiene una obra para mostrar. Y eso se hace con la suma de años: trabajando, buscando, cambiando la intención, corriendo la estaca.

Hoy, Aldo Sessa tiene una gran obra para mostrarnos, fruto de muchos años de búsqueda, inspiración y esfuerzo.

Para mí, ésta es su gran enseñanza.

Aldo:

Gracias por compartir tus imágenes con nosotros.

Gracias por enseñarnos a buscar.

Gracias por enseñarnos a no abandonar.

En definitiva, gracias por abrir la huella.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.