Disputas. Velázquez o no, ésa es la cuestión en el mercado del arte