Fórmula 1: Hungaroring, el feudo de Hamilton y la pista que indujo al coma a Massa