"Mi viejo habría querido que gane esta carrera"

Di Palma contó que sufrió para hacer del Torino un auto ganador; al coche le quedan pocas carreras
(0)
12 de mayo de 2003  

"Me emocioné mucho porque creo que mi viejo habría querido ganar esta carrera." Con toda sencillez, Patricio Di Palma procuró justificar sus ojos enrojecidos y su voz desviada en muchos tonos.

Ya había pasado el sufrimiento por la porción de carrera en que el hermano de José Luis y Marcos debía sostener la palanca de cambios porque la 5ª marcha se saltaba ("venía pidiéndole a Dios que me acompañara, y lo hizo, por suerte"). Pero, principalmente, ya era historia el cúmulo de trabajo y disgustos afrontados para hacer del Torino parido por su padre, Rubén Luis, un vehículo ganador. "Estábamos buscando esto desde hacía años. Y yo era el único hijo que no había corrido con un auto construido por él", se descargó, siempre conmovido.

Poco antes de fallecer, el Loco Di Palma había empezado a construir el Torino con el que ayer fue feliz su hijo varón intermedio. Al tiempo, se lo quedó Patricio y lo puso en pista poco después. El Toro pasó por más de un preparador en busca de un buen funcionamiento, hasta que ayer, con un motor Cherokee (por disposición reglamentaria aplicada este año), gozó su bautismo triunfal. "El (por su padre) quería la victoria de este auto más que nunca. Esto es todo para él y para mi vieja, que nos aguantó a José Luis, a Marcos y a mí", se emocionó el Pato. En eso, recibió un llamado: era Marcos, para felicitarlo. "Bueno, loco, te quiero mucho. Cuidate. Te iba a notificar. Gracias, loco. Te quiero. Chau", es lo único que le salió.

Pero justo ahora, cuando se mostró más competitivo que nunca, el Torino hace sus funciones finales. Patricio anticipó: "La de Olavarría (por la próxima fecha) va a ser una de sus últimas carreras. Vamos a pararlo porque ya ha cumplido su etapa y logré lo que quería el viejo. Vamos a tener un Torino nuevo. Este irá al museo de mi casa".

Eso sí: cuando LA NACION le consultó si lo satisfacía ser el primer ganador con Torino tras 28 años, Di Palma reaccionó mal, quizá como no entendiendo la pregunta:

-En medio de toda esta emoción, ¿qué porcentaje le asignás a haber llevado al triunfo a un Torino después de 28 años?

-No sé. Mirá otras cosas antes que esas pel... Llevé a la victoria un auto con el que desde hacía rato veníamos luchando, y vos venís a decir esas pel...

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.