Luis Scola engalanó la primera noche del Juego de las Estrellas