Boca: cuáles serán los tres primeros anuncios que hará Jorge Ameal cuando asuma como presidente

Ameal y Pergolini comienzan a delinear los primeros pasos de su gobierno en Boca
Ameal y Pergolini comienzan a delinear los primeros pasos de su gobierno en Boca Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli
Pablo Lisotto
(0)
9 de diciembre de 2019  • 23:59

La creación de la Secretaría de la Mujer y las reformas de la Bombonera y del Estatuto son los tres primeros asuntos en los que hará foco Jorge Amor Ameal cuando asuma la presidencia de Boca el próximo lunes. Eso se acordó en la primera reunión que tuvo con varios integrantes del nuevo gobierno xeneize, que se realizó ayer. Y también auditarán las últimas transferencias "empezando por la de Benedetto".

No es casualidad que así sea. En la campaña le apostó a un tema central de la agenda actual de la Argentina. Y acertó un pleno: en las mesas de damas duplicó los votos del candidato oficialista Christian Gribaudo (2.200 a 1.100).

Pero no solamente se creará esa secretaría. También quedará escrito. Y ahí es donde entra en juego la anunciada y necesaria reforma del Estatuto. "Hoy la gente dice que la mujer tiene que ocupar un rol importante en el club, pero si eso solo queda en palabras y no figura en el Estatuto, no es algo central. Venimos de una época dominada por el machismo, y los tiempos han cambiado. Si todas las comisiones están obligadas a incluir mujeres, habrá mujeres", declaró Ameal en más de una ocasión durante su campaña, en donde dejó en claro que no se hablará de cupo. "Si el 100 por ciento de una comisión está integrada por mujeres, que así sea", dejó en claro.

El otro tema clave es algo por lo que también trabajó mucho el dirigente César Martucci: que los comicios en Boca no coincidan con las elecciones nacionales a presidente. ¿Pueden volver a durar tres años los ciclos presidenciales en Brandsen 805, como sucedió hasta el arribo en 1995 de Mauricio Macri, que luego extendió 365 días más cada mandato? Es algo muy posible.

La lista de tres prioridades se completa con un asunto que tiene vida propia: la bendita reforma del coliseo xeneize. Un tema que agotó páginas de diarios y horas de radios y canales de TV, pero que sigue girando sobre el mismo eje. En ese sentido, Ameal promueve desde hace seis años la propuesta bautizada como Bombonera 360. Sin embargo, no sería descabellado que también analicen a fondo el denominado Proyecto Esloveno, la idea que acercó el empleado del club Fabián Fiori en 2016, y que se fue perfeccionando a lo largo de los años. De acuerdo a lo que pudo averiguar LA NACIÓN, es la alternativa de obra que más seduce a Juan Román Riquelme y la que apoyan los 19 vecinos propietarios de las casas frentistas de Del Valle Iberlucea. El asunto pasará entonces por algo fundamental: acercarse a esa calle y hacer ofertas concretas por cada propiedad de esas dos medias manzanas, algo que en ocho años de gobierno jamás hizo Daniel Angelici.

Sesenta años tenía Jorge Amor Ameal cuando debió asumir de urgencia como presidente de Boca en noviembre de 2008, tras la inesperada muerte de Pedro Pompilio. Apenas 47 días después, Boca era campeón del Apertura, con Juan Román Riquelme como su futbolista estrella. En 2010, entre ambos le ganaron la pulseada al tesorero del club, que decidió renunciar porque consideraba que un contrato de cuatro años y en dólares era demasiado arriesgado para un hombre de 32 años. Su nombre, Daniel Angelici. Sesenta y tres tenía cuando le entregó el club al delfín de Macri, luego de cerrar su último balance con superávit y con el club coronándose campeón invicto, también con Riquelme como estandarte, con el plus de ver a River en el Nacional B.

Los tres actores repitieron roles en esta campaña. La presencia del ídolo en la lista de Ameal fue determinante para volver a derrotar a Angelici, que después de ocho años de gestión no pudo imponer a su candidato, Christian Gribaudo. Resulta curioso, pero Ameal se convirtió en presidente de Boca por dos imprevistos: si en 2008 fue el fallecimiento de Pompilio, ahora lo es el debut del Riquelme dirigente.

Pero el hombre nacido hace 71 años en Berazategui no es el mismo. No solo evolucionó en su vinculación con los medios -sobre todo en entrevistas en vivo que durante la campaña fueron muy importantes- sino por la estrategia empleada y por los focos a los cuales apuntó para ganar la elección. No solo por el aliento a la participación femenina en el club, sino a la propuesta de recuperar la identidad xeneize y a que Boca vuelva a ser un club social y no solo un club de fútbol. Por eso es que son horas de mucha preocupación para gerentes que ocupan lugares estratégicos en la conducción del club, que creen tener los días contados.

Desde las últimas horas del domingo Boca vive un clima de acefalía. Y no solo por la ausencia de rostros vinculados a la conducción saliente durante buena parte del conteo de votos, en la madrugada de ayer, sino por lo vivido en las primeras horas posteriores a la histórica y contundente victoria de la fórmula. De hecho, la idea inicial de Angelici era entregar el poder lo antes posible, y así evitar tener que organizar la fiesta del hincha de Boca, que debería realizarse este jueves 12, sabiendo que será el primer acto masivo de los socios luego de la contundente expresión popular en las urnas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.