Con un tremendo y letal nocaut, Vladimir Klitschko mantuvo sus títulos