Inagotable: la irónica y aguda mirada de Muhammad Alí acerca del racismo enquistado en los Estados Unidos

Inagotable: la irónica y aguda mirada de Muhammad Ali acerca del racismo enquistado en los Estados Unidos.
Inagotable: la irónica y aguda mirada de Muhammad Ali acerca del racismo enquistado en los Estados Unidos. Crédito: captua de video
(0)
2 de junio de 2020  • 09:10

Brillante. Simplemente así se puede definir a Muhammad Alí . Pero no se trata de su destreza arriba un cuadrilátero, sino cómo se paraba, en 1970, frente a una sociedad y le gritaba en la cara lo que muchos mantenían en silencio. Las protestas por la muerte de George Floyd (que fue asesinado por la policía de Minneapolis) se multiplican por los Estados Unidos y la gente reclama por los derechos de todos los ciudadanos. Y en ese contexto, en las redes sociales comenzó a circular un fragmento de una entrevista que Alí concedió en 1971 a la BBC, en la que denunció, con su estilo, la discriminación hacia los ciudadanos negros en los Estados Unidos .

En la charla con Michael Parkinson, periodista de BBC, Alí se tomó cinco minutos para explicar, con altas dosis de ironía y con una agudeza espectacular cómo el racismo estaba enquistado en la sociedad. "Siempre me preguntaba cosas, era muy curios. Y le pregunté a mi mamá, ¿por qué todo es blanco? ¿Por qué Jesús es blanco y tiene ojos azules? ¿Por qué en la última cena todos son blancos? ¿Por qué los ángeles lo son? ".

Inagotable: la irónica y aguda mirada de Muhammad Alí acerca del racismo enquistado en los EEUU

05:01
Video

En esta entrevista, que una de las cuatro que Parkinson hizo con Alí, el legendario boxeador dejó una mirada profunda de lo que estaba viviendo en su país: "Absolutamente todo es blanco. Santa Claus es blanco. Y todo lo malo es negro. El patito feo es negro. Si el gato es negro, es malo y es de mala suerte. Si te amenazan es un blackmail. ¿Por qué no llamarlo whitemail si de todas formas va a estar diciendo tonterías? Siempre me llamó la atención eso y supe que algo estaba mal".

El relato de Alí se volvió atrapante. Un profundo silencio acompañaba cada una de sus palabras, pero las risas estallaban con cada una de sus ironías: "¿Ustedes veían Tarzán? ¿Por qué era blanco? ¿Por qué el rey de la selva en América era un señor blanco con una toalla como tapa rabos y gritaba? ¿Por qué hablaba él con los animales y no los africanos que crecieron allí y estaban desde hacía siglos, no lo podían hacer?".

Inagotable: la irónica y aguda mirada de Muhammad Ali acerca del racismo enquistado en los Estados Unidos.
Inagotable: la irónica y aguda mirada de Muhammad Ali acerca del racismo enquistado en los Estados Unidos. Crédito: captua de video

Un golpe tras otro, una cachetada de realidad absoluta y una anécdota tremenda: "En los Juegos Olímpicos de Roma, le había ganado a un ruso y a un polaco. Me sentía el Rey de América, pensaba que iba a liberar a mi pueblo, me sentía el campeón del mundo entero. Entonces, me colgué mi medalla en el cuello y pensaba que ahora sí iba a poder ir a comer a la ciudad, en ese momento los negros no podían hacerlo. Entonces fui, me senté e n el restaurante y cuando se acercó la mesera le dije que quería una taza de café y un hotdog. La chica me respondió 'no servimos negros'. Me enojé tanto que le dije: "Yo tampoco como negros, quiero una taza de café y un hotdog ".

Alí no se detuvo y se advertía que nadie quería detenerlo en su relato: "Ella me dijo, 'yo no hago las reglas. Tienes que irte ahora de aquí' Y tuve que abandonar el restaurante, en medio de mi ciudad natal. Donde iba a la iglesia y hacía el bien como todo buen cristiano. En la ciudad en la que nací y crecí. Había ganado una medalla de oro, ¿y no podía ir a comer al restaurante de mi ciudad? Algo estaba mal. Desde ese momento me hice musulmán".

Cuando terminó su relato, dejó las ironías, se puso más enérgico y se anudaron las risas, porque dejó una frase contundente: "Ya lo dijo Elijah Muhammad sobre cómo adoctrinan a los negros, cómo enseñan a respetar a los blancos y a odiar al negro. Robaron nuestros nombres. Fuimos esclavizados, robaron nuestra cultura, robaron nuestra historia. Nos hicieron como muertos vivientes. Esto pasa en todo el mundo, pero el primer país que se revelará será USA, después el resto ".

Cuando falleció Alí, se publicó un artículo en Telegraph y allí el Michael Parkison, el periodista que lo entrevistó en varias oportunidades afirmó: "Si se me pregunta cuál es el ser humano más extraordinario que he conocido, tendría que decir Muhammad Alí".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.