A la historia: Barracas Central, el equipo de Chiqui Tapia, ascendió por primera vez a la B Nacional

De regreso: tras casi siete décadas, Barracas Central regresa a la segunda división
De regreso: tras casi siete décadas, Barracas Central regresa a la segunda división
Fernando Vergara
(0)
1 de abril de 2019  • 18:47

Voces alzadas, quejas, reclamos, escándalos arbitrales. La Primera B Metropolitana transita una temporada particular. Y en ese marco, la tercera categoría del fútbol argentino tuvo su primer ascendido a la B Nacional, con siete fechas de adelanto: Barracas Central , el club comandado por Claudio Chiqui Tapia , el presidente de la AFA.

En Olavarría y Luna, el gol de Facundo Castro sirvió para que el Guapo venciera 1-0 a Acassuso y le diera espacio a la fiesta. La contundencia encuentra un guiño en los números: Barracas Central suma 72 puntos y su rival de hoy quedó con 50 unidades en el quinto puesto, cuando quedan 21 por disputarse. Con esto, el Camionero arrasó en la B Metropolitana. Sus registros favorables se van agolpando en la temporada 2018-2019, porque con el triunfo sobre Acassuso el nuevo integrante de la B Nacional estiró su invicto a 29 encuentros sin derrotas. Los barraqueños sólo perdieron en la segunda fecha contra Almirante Brown como visitante. Después redondearon un registro de 21 triunfos y nueve empates a lo largo del campeonato.

Si bien estuvo en la máxima categoría del fútbol argentino en épocas del amateurismo, el equipo conducido actualmente por Salvador Daniele logró algo inédito en la historia del club: jugará por primera vez en su historia en la B Nacional. Y su temporada había comenzado con algunas incógnitas. De la primera fecha a la sexta el entrenador fue Alejandro Nanía, quien aseguró que se retiraba como DT, pero al tiempo se fue a dirigir a Colegiales. El Gato Daniele, una leyenda en las canchas del Ascenso, tomó el cargo mientras figuraba como manager de la institución. Y lo que iba a ser un interinato resultó una confirmación luego de la avalancha de buenos resultados. Así, bajo la tutela de Daniele, el equipo llegó invicto al ascenso.

Arrasador en los números, Barracas Central se caracterizó por la contundencia: en 31 compromisos marcó 54 goles y recibió tan solo 11. Sin embargo, no quedó exento de las polémicas que rodean al torneo: en lo que va del certamen le cobraron siete penales a favor y apenas uno en contra. "Esto es todo nuestro, tienen que saber que acá no hay ayuda de nadie", aseguró el arquero Elías Gómez después del triunfo contra Acassuso. Leonel Bontempo, uno de los jugadores de mayor jerarquía del equipo, también habló de las controversias una vez consumado el ascenso. "Contra Tristán Suárez nos dieron un penal que no fue, pero igual íbamos ganando 1-0 y contra Atlanta les anularon mal un gol, pero enseguida hicieron otro", dijo.

Uno de los principales sostenes barraqueños fue Fernando Valenzuela, de 21 años, un atacante que se formó en Racing. El santiagueño es el goleador del equipo con 20 tantos y también aparece en el tope de artilleros de la categoría. De cerca lo sigue quien marcó la conquista del ascenso, Castro, con 14 goles. Hoy, a los 13 minutos del primer tiempo, el goleador que también salió de Racing se anticipó tras un córner que llegó desde la derecha y anotó el 1-0. Un gol que quedará en la historia grande de esta institución.

Envuelto el certamen en un manto de suspicacia, se amontonan las quejas de los clubes de la B Metro que sospechan de cierto favoritismo sobre varios de los otros equipos que buscan las plazas restantes: Estudiantes de Caseros, Riestra y Acassuso, por caso. Por ahora, los dos primeros y Atlanta están logrando los boletos restantes luego de que se modificara el reglamento el 29 de noviembre, en el medio del torneo.

Y Acassuso, entidad que cuenta con un histórico dirigente como Javier Pipo Marín, da batalla en esa zona alta. Marín es un hombre cercano a Tapia e integrante de la comisión directiva de la AFA. Pero habrá más espacio para subir: cuatro elencos lo hacen de manera directa y otro a través de un cuadrangular que jugarán el quinto, sexto, séptimo y octavo de la tabla final. Vale remarcar que antes del inicio del presente certamen estaba estipulado que sólo ascendería el primero de la tabla y habría un segundo ascenso para el que ganara el octogonal. Nada de eso sucedió ni va a suceder.

Fundado el 5 de abril de 1904, Barracas Central deja atrás una categoría en la que estuvo 11 temporadas a lo largo de toda su historia. El ascenso de esta entidad fue meteórico. En menos de diez años pasó de jugar en la Primera C, cuarta categoría de la Argentina, a la B Nacional, el paso previo a la máxima división.

Hoy, mientras los jugadores celebraban alrededor de la cancha, Chiqui Tapia sonreía en su intimidad y saludaba detrás de un ventanal en el estadio que lleva su nombre. "Mi papá siempre nos bancó, esto es por él y es de él", remarcaba a pie de cancha el defensor Matías Tapia, de 23 años, hijo de Chiqui.

"Este es mi tercer ascenso. Gracias al presidente, a Chiqui Tapia. ¡Gracias Chiqui", celebró exultante el DT Daniele ante el micrófono de TyC Sports apenas terminado el partido. La alegría para la familia Tapia es doble, o triple, ya que Iván (20 años), el otro hijo del dirigente, también es parte del plantel. Las lágrimas abundaban en Barracas. El club del presidente de la AFA había ascendido por primera vez a la B Nacional.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.