Argentinos tendrá que esperar por su estadio

La crisis financiera del club no permite avanzar en la realización de la nueva cancha
La crisis financiera del club no permite avanzar en la realización de la nueva cancha
(0)
30 de enero de 2002  

Una escena que en el corazón futbolístico del barrio de la Paternal se repite cada día, cada semana, cada mes.

Grupos sueltos de hinchas animados por un impulso irrefrenable de participación se juntan en el ingreso de la obra que para ellos representa la construcción de un sueño: el nuevo estadio de Argentinos Juniors.

Se trata de una moderna realización en cemento pensada para 23.000 personas, y que prevé un gimnasio y tiendas debajo de las tribunas para la venta de productos relacionados al club.

Pero el anhelo de volver a pisar los escalones de la histórica cancha de la calle Boyacá no podrá concretarse por un período todavía indefinido.

Los hinchas de Argentinos se quedarán a la espera por un tiempo que se agregará a los más de veinte años pasados sin un estadio que represente el nombre y los colores del club.

El presidente de la entidad, Luis Segura, que asumió el mando de la entidad a principios del actual en forma provisional, no quiso alimentar ilusiones, y en una entrevista con LA NACION lamentó que "la obra por el momento está parada".

De acuerdo con su política de "asumir sólo esos compromisos que se puedan cumplir", Segura dijo que se están "tratando de hacer las cosas de manera que se pueda terminar la cancha dentro del año 2002".

El presidente aclaró que "hay que tener en cuenta que encontramos una situación financiera mucho peor de la que nos habían dicho antes de las elecciones".

Por su parte, el jefe de prensa, Miguel Mariotti, admitió que el monto total del pasivo del club "estaría en el orden de los once millones de dólares".

El obstáculo principal para la continuación de esta obra, que se inició hace cuatro años (la piedra fundamental fue puesta el 25 de octubre del 1997), es la falta de recursos de la sociedad.

"Hoy, si esperamos que la plata salga del club sería imposible llevar a cabo la construcción", se sinceró Segura,y aclaró que la financiación se hará forzosamente "por fuera de la institución, a través de sponsors, venta anticipada de plateas y destinando el ingreso de un partido inaugural".

En el estado actual de la obra faltan completar partes de las tribunas y los vestuarios para que se pueda pensar en una utilización, aunque sea parcial, de la estructura.

"Necesitamos aproximadamente un millón y medio de pesos para completar el proyecto, mientras que hasta hoy el gasto fue de tres millones", reveló Mariotti.

En un momento pareció que el impulso definitivo para la terminación del estadio podía llegar por parte del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

El año pasado esa institución incluyó a la estructura en un estudio de factibilidad dentro de un plan de realización de un reservorio hidráulico debajo de la cancha.

Este proyecto podía solucionar, por un lado, el problema de las inundaciones en el barrio de la Paternal, y por otro aliviar el costo de la obra para Argentinos Juniors.

"Lamentablemente, la municipalidad anunció la semana pasada que esto no se podía hacer y suspendió la licitación", dijo Mariotti.

Sin dejar espacio a sentimentalismos, el prsidente Segura concluyó: "Dentro de todos los problemas de Argentinos Juniors, si querés, el de la cancha es el menor. Hace más de veinte años que jugamos en cualquier lado. Bueno, será uno más".

Una sociedad tripartita

Actualmente, Argentinos Juniors tiene un presidente provisional, Luis Segura, y una comisión también provisional y tripartita.

Este cuadro se generó a raíz del resultado de las elecciones de diciembre de 2001 en las que concurrieron como candidatos tres listas distintas: una liderada por el último presidente, Oscar Giménez, y las otras dos lideradas por Luis Segura. Al termino del escrutinio ambos se declararon ganadores y Giménez rechazó que se sumaran los votos de las dos listas opositoras. Esto determinó la intervención del juez en lo civil, Miguel Praga Errecart. Su fallo estableció finalmente que, hasta tanto se otorgue sentencia definitiva, Luis Segura asumiera la presidencia, al tiempo que la comisión directiva fuese compuesta por seis miembros de cada lista. De aquí el carácter provisional de la actual dirigencia de la entidad.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.