No hay mal que dure cien años: River le ganó la Supercopa a Boca y vuelve a sonreír