"Topografías" y jugadores reservados: el plan de Bolivia para vencer a la selección argentina en La Paz

El grupo de la selección boliviana de fútbol, en una arenga colectiva luego de una práctica en el complejo de la federación nacional, en La Paz.
El grupo de la selección boliviana de fútbol, en una arenga colectiva luego de una práctica en el complejo de la federación nacional, en La Paz. Crédito: @laverde_fbf
Alejandro Casar González
(0)
10 de octubre de 2020  • 23:59

César Farías, entrenador venezolano de Bolivia, debió elegir. Sabe que apenas cinco de sus futbolistas militan en ligas del exterior, y que con el torneo local paralizado por la pandemia de coronavirus, había que racionar el esfuerzo. Por eso, ante el desafío que le planteó el fixture de tener que enfrentarse con Brasil y la Argentina en los dos primeros partidos de las eliminatorias, no dudó: armó dos equipos. Uno, de menos rodaje y experiencia, para el llano brasileño. El otro, con base de The Strongest, club de La Paz, acostumbrado a jugar 3640 metros sobre el nivel del mar, para recibir al conjunto al que dirige Lionel Scaloni.

"Son partidos muy diferentes, en topografías diferentes", dijo Farías tras la goleada sufrida el viernes en San Pablo, el 5-0 de Brasil. Así, la diferencia en la "topografía" -y no en el rival- parece ser la razón principal para haber dejado en La Paz a cuatro de los cinco jugadores que militan en el extranjero más siete del plantel de The Strongest al mando de su ayudante, Pablo Escobar. Los cuatro "foráneos" que no viajaron a San Pablo y permanecieron en la altura son Alejandro Chumacero (Puebla, de México), Jaumé Cuéllar (SPAL, de Italia), Boris Céspedes (Servette, Suiza) y el histórico goleador de "La Verde", Marcelo Martins (Cruzeiro, de Brasil).

"Queremos jugar un buen fútbol. Mostrar lo que mostramos en el preolímpico, con detalles más finos. Con mayor orden. Estamos convencidos de que haremos partidos de alto nivel", dijo Farías antes de las eliminatorias, en la última conferencia de prensa para los medios bolivianos. Y agregó: "A los jugadores «foráneos» los trajimos para el partido en La Paz, porque sabemos de las dificultades que entraña jugar en La Paz, el tiempo de adaptación. Son de características diferentes. El caso de Jaumé [Cuéllar], que viene de Italia, es de una dificultad tremenda: los jugadores de afuera tienen que estar 48 horas encapsulados, no pueden salir de la habitación. Él tiene edad de sub 20 y queremos conocerlo y comprometerlo".

César Farías, entrenador venezolano de Bolivia, da indicaciones a sus dirigidos durante los encapsulamientos previos al comienzo de la eliminatoria sudamericana rumbo a Qatar 2022.
César Farías, entrenador venezolano de Bolivia, da indicaciones a sus dirigidos durante los encapsulamientos previos al comienzo de la eliminatoria sudamericana rumbo a Qatar 2022. Crédito: @laverde_fbf

Farías se refirió también a Martins, la estrella del equipo. "Necesitamos su experiencia, sobre todo de local", afirmó. Habló también habló del otro referente, Chumacero. "Es un caso aparte porque viene de 2500 metros. Su huella fisiológica y su comprensión sobre el juego en la altura lo hacen mucho más fácil. Vamos a necesitar de su experiencia", analizó el DT. Y habló de un "convencimiento pleno" de sus jugadores en los trabajos que vienen realizando en las dos concentraciones que diagramó: una en Santa Cruz de la Sierra y otra enLa Paz.

De los 33 convocados para la doble jornada inicial, Farías llevó 23 jugadores a Brasil y 10 permanecieron en La Paz: son la base del equipo que se enfrentará con la Argentina el martes.

El conflicto interno

El plantel del país del altiplano no cuenta con futbolistas de Bolívar ni de Jorge Wilstermann, que disputan la Copa Libertadores, ni de Oriente Petrolero.Los clubes están divididos: hay un grupo de seis, llamado "G6", que pide la "reinstitucionalización" de la Federación Boliviana luego de la muerte por coronavirus del anterior presidente, César Salinas. Entre ellos está Oriente Petrolero, presidido por el ex capitán del seleccionado Ronald Raldes.

Para evitar más problemas, antes de viajar a Brasil para visitar al campeón de Sudamérica el propio entrenador del conjunto boliviano decidió no tener en cuenta a los jugadores de estos clubes. Su idea era "evitar más problemas", y Farías optó por otros nombres, por más que el reglamento FIFA obliga a los clubes a prestar a sus futbolistas a los equipos nacionales.

Otro grupo de clubes, llamado "G8", apoya al presidente reconocido por Conmebol, Marcos Rodríguez. Entre ellos está Blooming, que no tuvo reparos en ceder a sus futbolistas. La interna, que privó a La Verde de varios jugadores durante las concentraciones previas a las eliminatorias, llegó hasta la justicia ordinaria, e incluso intervino el gobierno nacional, con un fuerte apoyo al seleccionado.

El seleccionado, que debe sortear una interna feroz tras la muerte del anterior presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, César Salinas.
El seleccionado, que debe sortear una interna feroz tras la muerte del anterior presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, César Salinas. Crédito: @laverde_fbf

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.